La artista Shakira, contra la que la Fiscalía se ha querellado este viernes por un delito fiscal de 14,5 millones de euros, ha emitido un comunicado defendiéndose de las acusaciones y asegurando que ha pagado «hasta el último euro» que le exige la Agencia Tributaria. «No tiene sentido que Fiscalía reclame a Shakira el pago de una fianza obviando que los pagos exigidos ya han sido realizados en su totalidad», dice el comunicado remitido a los medios por su agencia de comunicación.

Shakira, además, asegura no haber recibido la querella formalmente y afirma que «lo más grave es que Fiscalía lo ha filtrado repartiéndola a la prensa incluso ante que al Juez extralimitándose de su función con el fin de lastimar su reputación, tan relevante para un artista de su estatus».

La artista rebate algunos de los argumentos de la querella y niega que entre 2012 y 2014 residiese durante más de 183 días en España, como asegura Hacienda, según la artista, utilizando «criterios muy forzados». Defiende además que en ese período Shakira era una ciudadana extranjera y que «hasta 2015 nunca fue residente fiscal en España».

«En la querella de Fiscalía se aplica de forma artificiosa una supuesta presencia para imponer una tributación en España a alguien que no ha residido previamente. Este hecho marca una diferencia fundamental con respecto a otros casos y, por tanto, lo convierte en un claro atropello recaudatorio», dice.