Economía

El otro 21-D: las huelgas en Barajas, Renfe y Adif amenazan la operación salida

Los empleados de Eulen se suman a los ferroviarios en protesta por los impagos de los pluses acordados con el Ministerio de Fomento,

logo
El otro 21-D: las huelgas en Barajas, Renfe y Adif amenazan la operación salida
Pasajeros en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Pasajeros en el aeropuerto de Madrid-Barajas. ep

Resumen:

Las personas que tienen previsto viajar en las próximas fechas navideñas podrían verse afectadas por las huelgas de los trabajadores de Renfe y Adif y de los vigilantes de seguridad de la empresa Eulen en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Las dos primeras empresas públicas vivirán dos días de huelga: el 21 de diciembre y el 7 de enero, tal y como adelantó esta semana El Independiente.

El 21 de diciembre será un día complicado para viajar por tren o avión. Para empezar, porque los ferroviarios protestarán contra la continúa disminución de las plantillas, exigiendo un plan plurianual de recursos humanos que permita la renovación, rejuvenecimiento y el reequilibrio de género en los puestos de trabajo de ambas empresas públicas, donde las mujeres apenas representan un 13 % del total. La huelga ha sido convocada por CCOO -que exige el ingreso de 5.000 incorporaciones a Renfe-, respaldada por otra huelga de 23 horas el mismo día por la CGT.

Ferroviarios, vigilantes de tráfico, de seguridad aeroportuaria… todos protestarán el 21

Además, en Adif se han movilizado los trabajadores encargados del control del tráfico ferroviario en estaciones y puestos de mando que secundaron ya dos jornadas de paros en diciembre de las cuatro a las que habían sido convocados por el Sindicato de Circulación Ferroviario (SCF).

El último sector en sumarse a protestas ese día ejerce en el aeropuerto de Barajas, donde los vigilantes de seguridad de Eulen han sido convocados por Alternativa Sindical a paros parciales desde el 21 de diciembre al 8 de enero, tras fracasar las negociaciones ante el Instituto Laboral de Madrid.

A estas movilizaciones, en protesta por los impagos por parte de la empresa de los pluses acordados con el Ministerio de Fomento, están convocados los 300 trabajadores que realizan los controles de seguridad en el aeropuerto madrileño para filtros de empleados, zonas exteriores, patrullas y patrullas de perímetro.

El sindicato Alternativa no descarta ampliar las movilizaciones a los filtros de seguridad, donde la empresa Ilunion viene también incumpliendo dichos acuerdos. Por otro lado, y pese a las solicitudes del sindicato, la empresa niega hacer entrega de ropa de frío extremo en viales y puestos exteriores a los vigilantes, incumpliendo la ley de prevención de riesgos laborales.

En definitiva, el 21 de diciembre será un mal día para la Operación Salida. Estas convocatorias tenderán con seguridad a un mayor uso del coche, con los consiguientes atascos.