El Gobierno ha fijado diciembre de 2020 como fecha de la liberalización del transporte de viajeros en tren. De esta forma, a partir de esa fecha las empresas privadas podrán entrar a competir en tráfico de Alta Velocidad y Larga Distancia con Renfe, que verá así roto su actual monopolio en el transporte de viajeros.

El transporte de mercancías o el internacional ya están liberalizados: por eso empresas como Arriva en la línea Oporto-Vigo o Air Nostrum en el trayecto Madrid-Barcelona-Montpellier tratarán de competir con Renfe antes de diciembre de 2020, siempre que cumplan los requisitos y dispongan del material rodante. En este caso, el anuncio del Consejo de Ministros hace referencia a los viajes en territorio nacional.

Romper el monopolio

Así se establece en el Real Decreto Ley aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, que modifica la Ley Ferroviaria, para adecuarla a este plazo de liberalización fijado por la UE para toda Europa. El IV Paquete Ferroviario decreta que a partir de 2020 los estados miembros podrán tener competencia, aunque de momento no parece un precepto obligatorio.

En virtud de esta modificación legal, a partir de diciembre de 2020, “cualquier empresa que disponga de licencia de operador ferroviario y del correspondiente certificado de seguridad puede entrar a prestar servicios en competencia con Renfe”, según informó Fomento en un comunicado