A comienzos de febrero pasado, la que todavía era presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se embarcó en un interesante y ambicioso proyecto: promover un desarrollo de suelo público de casi tres millones de metros cuadrados para erigir en un futuro próximo un gran parque logístico en Arganda del Rey; y con el dinero obtenido por la venta de suelo se financiaría la construcción de un tercer carril en ambos sentidos de la A-3 a la altura de Arganda y de Rivas Vaciamadrid. Un tramo de 10 kilómetros de autopista que constituye un punto negro vial, al hallarse atascado varias veces a diario en horas punta.

El anuncio se realizó el 8 de febrero. A punto de terminar el curso 2018, el Ministerio de Fomento no tiene ninguna petición o solicitud al respecto por parte de la Comunidad de Madrid, diez meses después. «No nos consta ninguna petición», zanjan portavoces oficiales. Fomento es el propietario de carreteras como la A-3 (Madrid-Valencia) y la ex presidenta Cifuentes explicó que se dirigiría al ministerio -cuyo titular en febrero era Íñigo de la Serna- para ofrecerles que fuera la región la que sufragara los costes, estimados en un máximo de 14 millones de euros.

«La Comunidad de Madrid no ha remitido ninguna comunicación oficial al respecto desde que la presidenta entonces de la Comunidad hiciera ese anuncio», resuelven en el ministerio, al frente del cual ahora está José Luis Ábalos.

La Comunidad de Madrid no nos ha remitido ninguna comunicación oficial al respecto»

El Gobierno regional responde que «se están estudiando las mejores alternativas para la ampliación de la A-3 y los presupuestos de cada una, mejorando el tráfico y dando viabilidad al desarrollo logístico». «Es un tema complejo en el que hay que estudiar bien la logística», dicen voces autorizadas. «Se está estudiando para que sea una solución viable a largo plazo».

Vinculado al parque logístico

Lo primero que anunció Cifuentes fue la licitación de la modificación del Plan Especial municipal, trámite necesario que después tendría que ser aprobado por el Ayuntamiento de Arganda del Rey, localidad con algo menos de 60.000 habitantes y en continuo crecimiento. El contrato para redactar ese trámite urbanístico se publicó y resolvió por 191.000 euros, y la redacción tendría que estar ya resuelta y entregada. Pero nadie ha recibido noticias al respecto.

Con la caída de Cifuentes y la llegada de Garrido, desaparecieron las noticias

La empresa pública autonómica que preparó los pliegos es Obras de Madrid. Cifuentes, de acuerdo con las fuentes consultadas, trató de que la licitación se efectuara de la manera más transparente posible, pero dimitió el 25 de abril abrasada por los escándalos de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y por un tosco asunto de un robo de cremas en 2011.

La llegada de Ángel Garrido empeoró la situación en Obras de Madrid. A finales de julio la Comunidad de Madrid estuvo a punto de nombrar a dos investigados por Púnica en la firma regional, nombramientos que se desbarataron tras publicarse la noticia en El Independiente. Sea como fuere, desapareció el goteo de noticias sobre el tercer carril de la A-3 y sobre el parque logístico de Arganda, donde según lo planeado la Comunidad pondría a la venta parcelas finalistas en 2019 o principios de 2020. Unos plazos que ahora son imposibles de cumplir.

El alcalde de Arganda dice que si hay retrasos pedirá a Fomento hacer las obras

Los alcaldes de Rivas Vaciamadrid (Pedro del Cura, IU) y Arganda (Guillermo Hita, PSOE) aseguran desconocer cualquier avance al respecto. «La Comunidad de Madrid tiene que instar a una modificación urbanística de esos terrenos para hacer macrosuperficies; dijeron que tendrían la documentación preparada para el mes de octubre, y estamos en diciembre y no hemos recibido nada», declaró Hita al Diario de Rivas el pasado 18 de diciembre.

Hasta el kilómetro 30

El regidor argandeño incluso ha sugerido pedir a Fomento que se haga cargo de las obras de ampliación. «Si empezamos con retrasos por parte de la Comunidad se acumularán las demoras para tener esa gran superficie logística en el kilómetro 30 de la A-3», lamenta Hita. «Y si para hacer esa ampliación hay que utilizar los ingresos de esa actividad económica, seguimos con retraso, y la ampliación de la A-3 llegará tarde, porque los atascos para llegar a Madrid son espectaculares. Se necesita un tercer carril. Igual hay que pensar que si se demora la plataforma logística, habrá que hablar con el Ministerio de Fomento para que se haga cargo de esa obra del tercer carril hasta el kilómetro 30».

En teoría el plan de Cifuentes era muy coherente: Madrid necesita suelo para que las empresas logísticas como Amazon desarrollen sus actividades en un sector que no para de crecer; y la A-3 necesita un tercer carril, como saben miles de conductores. Garrido remachó ambos proyectos en el debate sobre el Estado de la Región que tuvo lugar en la Asamblea de Madrid el pasado mes de septiembre. Fomento por su parte no sabe nada.