Economía

Un guardia civil resulta herido en la nuca al frenar a los taxistas en Barcelona

logo
Un guardia civil resulta herido en la nuca al frenar a los taxistas en Barcelona
Los taxistas del área metropolitana que protestan contra los vehículos de alquiler con conductor (VTC) han abandonado el Port de Barcelona tras saltarse un primer cordón de la Guardia Civl y ser contenidos después por varios furgones de este cuerpo, y han optado por ascender por la avenida del Paral·lel. Un grupo numeroso de este colectivo, que lleva toda la mañana improvisando protestas de un lado para otro, ha conseguido algo antes de las 13.00 horas saltar un cordón de la Guardia Civil para llegar hasta los accesos al Port de Barcelona, que han atravesado

Disturbios en Barcelona durante la protesta de los taxistas. EFE

Resumen:

Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido este lunes tras recibir un golpe en la nunca cuando intentaba impedir el acceso por la fuerza de un grupo de taxistas al Puerto de Barcelona.

Según han informado a Efe fuentes del instituto armado, el agente, del grupo de reserva y seguridad de la Guardia Civil, especializado en orden público, ha resultado herido hacia las 13.00 horas cuando integraba una barrera de contención para evitar el paso de los taxistas.

El agente ha caído al suelo cuando intentaba impedir el acceso de los taxistas a través de la puerta 25 del puerto barcelonés y los manifestantes han logrado superar el cordón policial.

Una vez se encontraba en el suelo, el agente ha recibido un golpe en la nuca, por el que ha tenido que ser rescatado del lugar por sus compañeros y posteriormente ha sido trasladado a un centro médico en las propias instalaciones del puerto para su evaluación.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar este incidente, que se han producido en el marco de las protestas de los taxistas en su cuarto día de huelga en Barcelona.

Precisamente, tres agentes de los Mossos d’Esquadra también han resultado heridos de diversa consideración, uno de ellos al recibir el impacto de una botella de vidrio en la cabeza, en los enfrentamientos para intentar evitar que un grupo de taxistas accediera por la fuerza a las puertas del Parlament.

Ante la imposibilidad de entrar en el Parque de la Ciutadella, los taxistas han dado media vuelta, han cortado la ronda litoral en ambos sentidos y han ido andando hasta al Puerto de Barcelona, donde un grupo ha rebasado el cordón policial que la Guardia Civil había establecido en los accesos, si bien posteriormente la situación se ha normalizado en esa zona.