Economía

Los taxistas ‘asaltan’ el Puerto de Barcelona y cortan la Gran Vía de Madrid

logo
Los taxistas ‘asaltan’ el Puerto de Barcelona y cortan la Gran Vía de Madrid
Taxistas en huelga cortan la Gran Vía de Madrid.

Taxistas en huelga cortan la Gran Vía de Madrid. ANTONIO M. MARTÍN

Resumen:

El conflicto del taxi se calienta este jueves en Madrid y en Barcelona. Los taxistas en huelga, por la regulación de las licencias VTC, han cortado la Gran Vía de la capital y ya han roto un cordón de la Guardia Civil en el puerto de la ciudad condal.

En Madrid, unos mil taxistas se han congregado en la Puerta del Sol, frente a la sede del gobierno, para hacer un llamamiento a continuar la huelga indefinida que iniciaron esta mañana y en rechazo a la propuesta de reforma exprés del sector por parte de la Comunidad de Madrid, que consideran una “burla”.

Tras la céntrica plaza los manifestantes se han dirigido a la Gran Vía y han cortado uno de los sentidos de la circulación, con la intención de bajar luego hasta la Plaza de Cibeles, sede del ayuntamiento, para concentrarse allí.

Durante la marcha se han producido algunos incidentes entre los taxistas y los viandantes que pasaban por la arteria de Madrid en ese momento. Agentes de la Policía Nacional, que han escoltado a los miles de manifestantes, han tenido que intervenir cuando una persona ha increpado a los taxistas pidiendo que “dejen trabajar” a los conductores VTC.

Taxistas manifestándose en la Gran Vía de Madrid. A. M. M.

Justo en ese momento intentaba incorporarse a la calle uno de estos vehículos, lo que ha levantado los ánimos de los concentrados. “Ojala quiten las pensiones y te las tenga que pagar Uber”, contestaban algunos de los manifestantes a esa persona que les pedía respeto.

“Si esto no se arregla, guerra, guerra y guerra”, han coreado repetidamente los taxistas presentes en la manifestación, en lo que ha supuesto el primer gran acto de protesta de la huelga emprendida este lunes y que ha contado con la asistencia de profesionales de diversas partes de España.

Barcelona, colapsada

Centenares de taxistas ataviados con chalecos amarillos han colapsado el tráfico en Barcelona con una marcha lenta que a esta hora continúa por la Avenida Paralelo en dirección a la Plaza Cataluña. Y la amenaza de llegar, esta tarde, a la Avenida Diagonal, donde se concentran los conductores de VTC.

Los taxistas han partido de la Gran Via, que sigue colapsada por cuarto día consecutivo, y han hecho una primera parada ante el Parc de la Ciutadella, donde se han producido los incidentes más graves cuando han intentado romper el cordón policial que protege el Parlament. Tras el enfrentamiento con los Mossos, que han confirmado la cifra de tres agentes heridos en las cargas, los manifestantes han cortado la Ronda Litoral en los dos sentidos de la marcha y se han dirigido por esta vía al Puerto de Barcelona, donde han bloqueado los accesos al puerto de mercancías.

Portavoces de Elite, la agrupación mayoritaria en la protesta, han anunciado una asamblea esta tarde a las 18 horas para valorar los avances con la Generalitat. Allí decidirán si siguen la marcha hacia la Avenida Diagonal, donde se concentran los conductores de VTC.

Estas fuentes han apelado directamente al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y al conseller de Economía, Pere Aragonés, al que acusan de poner palos en las ruedas a sus reivindicaciones. Quieren sentarse con Torra y Aragonés para hacer realidad sus reivindicaciones.

Paralelamente, los responsables de VTC se han reunido hoy por primera vez con el conseller de Territori, Damià Calvet, quien se ha comprometido a incluirlos en la mesa de negociación, como exigían.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha referido este lunes por primera vez al conflicto que colapsa la ciudad desde hace cuatro días, para ponerse del lado de los taxistas. Colau -a la que la Generalitat ha afeado su silencio en el conflicto- ha insistido que la competencia en la regulación de las VTC es autonómica, y ha tachado de “provocación” la propuesta de fijar un mínimo de 15 minutos para la precontratación de vehículos de Uber y Cabify.

Colau ha reclamado un mínimo de una hora en la precontratación de coches con licencia VTC, como reclaman desde el sector del taxi. Ha condenado, eso sí, los incidentes violentos protagonizados este fin de semana por taxistas de Barcelona.