Economía | Empresas

Vodafone España recorta un 7% sus ingresos por la guerra comercial y en pleno ERE

logo
Vodafone España recorta un 7% sus ingresos por la guerra comercial y en pleno ERE
Una tienda de la red de Vodafone España.

Una tienda de la red de Vodafone España. europa press

Resumen:

Vodafone España sigue sufriendo en sus cuentas los efectos de la guerra comercial y de precios en el sector de las telecos y el impacto de sus decisiones estratégicas de renunciar al fútbol en TV y apostar por otros negocios. El consejero delegado de la compañía, Antonio Coimbra, ya anticipó hace tres meses que los resultados iban a seguir a la baja durante un tiempo. Y acertó.

En plena negociación de un ERE para 1.200 empleados que la compañía justifica en la caída de ingresos y de rentabilidad, Vodafone España confirma que sus ingresos siguieron cayendo y se redujeron un 7% en su tercer trimestre fiscal (de octubre a diciembre) en términos orgánicos, o un 7,3% menos en términos reportados, hasta quedarse en los 1.165 millones de euros.

Los ingresos totales aceleran su caída, frente al descenso del 4,8% registrado en el trimestre anterior cuando se concentraron los efectos de la guerra del fútbol entre las telecos. Pero desde Vodafone se subraya que los ingresos por servicio (los que se generan por la venta de telefonía, fibra y TV), que son los que miden realmente cómo evoluciona el negocio principal, se han estabilizado. A la baja, pero estabilizado.

Vodafone España recortó un 7,4% los ingresos por servicio en el tercer trimestre, hata los 1.055 millones de euros. “El ritmo de descenso de los ingresos por servicio comenzó a estabilizarse en el trimestre (-7,4% en el tercer trimestre frente al -7,2% en el segundo)”, es la lectura que hace la compañía.

En paralelo, Vodafone considera que tras la sangría de clientes sufrida en meses anterior, la actividad comercial ha empezado a mejorar en este último trimestre a pesar de que aún se arrastraban los efectos de la guerra del fútbol, con sus grandes rivales –Movistar y Orange- arrebatándole clientes aprovechando la decisión de Vodafone de renunciar a gran parte de los contenidos de fútbol en la televisión de pago.

Vodafone España perdió 94.000 clientes de móvil entre octubre y diciembre, pero la compañía destaca que se trata fundamentalmente de “clientes de bajo valor”. La operadora cuenta ahora con 11,5 millones de clientes de líneas móviles, o 13,9 millones si se contabilizan también las líneas de prepago. La compañía, no obstante, detecta “cambio de tendencia” y subraya que en diciembre registró un salto neto positivo de portabilidades de móvil –clientes que cambian de compañía manteniendo su número- de 8.000 usuarios.

Además, Vodafone asegura que entre octubre y diciembre ha conseguido ganar 49.000 clientes de fibra (internet fijo en casa u empresa), hasta superar los 2,8 millones, y que también elevó su cartera de clientes de televisión de pago en 13.000 contratos, hasta los 1,28 millones en total. Vodafone estaría consiguiendo así parar la sangría de meses anteriores, gracias a que la agresividad comercial se ha atemperado en el sector tras la guerra de ofertas del verano.