Economía | Empresas

Los sindicatos de Vodafone convocan 10 días de huelga contra el ERE para 1.200 empleos

UGT y CCOO registran la convocatoria de cuatro paros de 24 horas y el sindicato STC se suma a ellas y convoca otras seis jornadas de huelga más.

logo
Los sindicatos de Vodafone convocan 10 días de huelga contra el ERE para 1.200 empleos
Fachada de una tienda de Vodafone.

Fachada de una tienda de Vodafone. EP

Resumen:

Tras dos reuniones sin avances entre la dirección de Vodafone España y los sindicatos de la compañía, los representantes de los trabajadores convocan una oleada de movilizaciones para frenar el expediente de regulación de empleo (ERE) para un máximo de 1.200 empleados que prepara la compañía

UGT y CCOO han registrado la convocatoria de cuatro jornadas de huelga, para los 11, 13, 18 y 20 de febrero. A los paros organizados por las centrales,  se suman los organizados por el sindicato STC, que ha convocado por su parte diez días (cde huelga para 11, 12, 13, 14, 15, 18, 19, 20, 21 y 22 (cuatro de ellos coinciden con los convocados por UGT y CCOO), informa Efe citando fuentes sindicales. Esta semana ya habían arrancado las movilizaciones de los empleados con paros parciales de una hora.

En las reuniones mantenidas hasta ahora, Vodafone España ha trasladado a los sindicatos que mantiene intacta su intención de prescindir de 1.200 trabajadores, una cuarta parte de la plantilla. Las salidas se efectuarían entre los meses de marzo y junio, y otros ajustes se implementarían de manera progresiva hasta final de 2019. Las organizaciones sindicales consideran que la cifra de 1.200 empleos destruidos es “inaceptable” e insisten en su exigencia en rebajarla al mínimo posible.

La operadora también ha comunicado a los sindicatos las condiciones económicas de salida que pretende ejecutar. La operadora ofrece a los empleados afectados por el ERE una indemnización de 32 días por año trabajado con un máximo de 20 mensualidades  y también prejubilaciones para los mayores de 56 años con una antigüedad de al menos diez años, y a los que se les mantendría un 80% de su sueldo fijo y un 50% de la parte variable. Unas condiciones “ridículas”, “paupérrimas”, según subrayan fuentes sindicales.

Las organizaciones sindicales se han marcado como objetivo no permitir ni un solo despido, que ni una de las salidas previstas sea forzosa, y sólo están dispuestos a pactar bajas voluntarias y prejubilaciones, según confirman varias fuentes sindicales. Y aunque aún no precisan cifras, presionarán para rebajar ese tope de 1.200 empleados afectados que maneja Vodafone.

La compañía subraya la necesidad de realizar el duro ajuste porque está registrando pérdidas y porque necesita reorganizar su estructura corporativa y de costes para adaptarse a un nuevo contexto de competencia creciendo y de guerra de precios. Desde los sindicatos se subraya que la dirección de Vodafone España “no tiene credibilidad” para justificar la necesidad de los ajustes, ya que “son los directivos los responsables de los números y de las pérdidas” por la adopción de “medidas equivocadas” y de “graves errores de gestión”.