Economía

Las empresas europeas pagarán casi 1.000 millones al día en dividendos en 2019

Las cotizadas del índice MSCI Europe retribuirán a sus accionistas con una cifra récord de 350.000 millones, un 4,8% más que el año pasado

logo
Las empresas europeas pagarán casi 1.000 millones al día en dividendos en 2019

Resumen:

Las empresas europeas incluidas en el índice MSCI Europe retribuirán a sus accionistas en 2019 con unos 350.000 millones de euros, una cifra que supone un 4,8% más que la del año anterior y que implica el abono de unos 959 millones de euros al día, una cifra récord. Desde que Santander decidió recortar sus pagos en 2015, las empresas españolas ocupan una posición discreta en este ránking de las cotizadas más generosas con sus accionistas. Solo el banco presidido por Ana Botín se sitúa entre los veinte mayores distribuidores de dividendos de Europa -en 2014 era el noveno mayor pagador del mundo y tercero europeo, según datos de Janus Henderson-, mientras que Inditex se ubicaría en el puesto 40.

Los mercados bursátiles europeos han arrancado el año con buen pie. Las mejores perspectivas en asuntos clave como la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la percepción de que los bancos centrales se disponen a seguir apuntalando la economía han favorecido un repunte que permite compensar, en parte, los fuertes tropiezos sufridos el ejercicio anterior.

Sin embargo, son aún muchas las razones para observar con recelo el mercado. La ralentización de la economía parece una realidad incuestionable, especialmente en Europa y China; el ciclo económico de Estados Unidos podría estar próximo a su agotamiento, tras firmar una de las fases expansivas más prolongadas de la historia; y las incertidumbres geopolíticas siguen siendo abundantes.

En este contexto, y con la perspectiva de subidas de tipos diluyéndose en el horizonte -lo que ha provocado nuevas caídas en las rentabilidades de la deuda y pospone, aún más, la normalización en las rentas de los activos sin riesgo-, cada vez son más los analistas que ponen el foco en los dividendos como una de las cuestiones clave en sus estrategias de inversión.

Los expertos destacan que los dividendos ofrecen estabilidad en épocas de tensión en el mercado

«Los pagos de dividendos actúan como un airbag en la cartera del inversor, lo que puede tener un efecto particularmente beneficioso, especialmente cuando la situación del mercado es menos favorable, como hemos visto en Europa. Los dividendos estabilizan la cartera porque amortiguan los reveses de los precios y generan ingresos predecibles», señala Hans-Jörg Naumer, director de análisis de mercado de capitales de Allianz Global Investors, coautor de un estudio sobre la situación de los dividendos en Europa en 2019.

Según éste, las empresas europeas incluidas en el índice MSCI Europe retribuirán a sus accionistas en 2019 con unos 350.000 millones de euros, una cifra que supone un 4,8% más que la del año anterior y que implica el abono de unos 959 millones de euros al día, una cifra récord.

El pago de dividendos se encuentra en la esencia misma de la inversión en bolsa -el interés por poseer acciones de una compañía se sustenta en la posibilidad de poder participar de sus beneficios-, pero no está exento de detractores, que cuestionan que las empresas opten por masivas salidas de dinero de caja para distribuirlo entre sus accionistas en lugar de utilizarlo en planes de crecimiento del negocio.

Sin embargo, también son muchos los estudios que señalan a las empresas más generosas en sus pagos de dividendos son las que, a la larga, suelen arrojar unos mejores resultados sobre el parqué. «Muchas de las áreas que mejor se han comportado durante caídas anteriores están compuestas por empresas que se caracterizan por pagar dividendos. Se trata de un factor que ofrece un potencial de retorno estable cuando los precios de las acciones muestran volatilidad y también es un sello que distingue a un equipo directivo disciplinado y conservador», sostiene Alan Berro, gestor de Capital Group.

Entre las empresas europeas que más uso harán de caja para pagar dividendos a lo largo de 2019 se encuentran, lógicamente, las mayores del continente. Según estimaciones recogidas por Facset, el banco británico HSBC destinará algo más de 9.000 millones de euros a la remuneración de sus accionistas, mientras que las petroleras BP y Total abonarán algo más de 7.300 y 7.000 millones de euros, respectivamente. Las firmas suizas Nestlé, con unos 7.100 millones, y Novartis, con 6.684 millones, completan el top 5 de las empresas más generosas con sus accionistas.

Los pagos en España

Desde que Santander decidió recortar sus pagos en 2015, las empresas españolas ocupan una posición discreta en este ránking. Solo el banco presidido por Ana Botín se sitúa entre los veinte mayores distribuidores de dividendos de Europa -en 2014 era el noveno mayor pagador del mundo y tercero europeo, según datos de Janus Henderson-, mientras que Inditex se ubicaría en el puesto 40.

No obstante, las empresas españolas destinaron en 2018 más de 30.000 millones de euros al pago de dividendos, un 6,6% más que el año anterior y la cifra más elevada desde el récord registrado en 2014 -cuando Endesa efectuó un pago histórico-, según datos de BME.

En cualquier caso, la situación se torna más favorable para las cotizadas españolas si se atiende a una cuestión más exacta como es la rentabilidad por dividendo -la relación entre el dividendo y el precio de la acción-, con grandes compañías españolas como Atresmedia y Mediaset ofreciendo tasas superiores al 11% y Sabadell, Endesa o Repsol dando rentabilidades por encima del 6%, rebasando con mucho la media continental.

Empresas como Atresmedia, Mediaset o Sabadell se encuentran entre las más rentables por dividendo de Europa

Según el informe de Allianz, las compañías europeas ofrecieron en 2018 un rendimiento por dividendo medio del 3,8%, mientras que el de España alcanzó el 4,65%, cifra solo superadas por las de mercados como Portugal, Reino Unido o Italia.

Estos datos, no obstante, convierten a las empresas europeas en las más generosas en los pagos de dividendos en una perspectiva histórica. «En 45 años, desde 1973, el rendimiento de los dividendos de acciones europeas ha sido de alrededor del 3,8% de media en todo el mercado en comparación con el 3,2% en América del Norte y el 2% en Asia Pacífico», observan.

La importancia que han tenido los dividendos en el éxito inversor queda evidenciada en un dato: el 41% del rendimiento de las acciones europeas en los últimos 45 años se ha debido al pago de dividendos, mientras que en América del Norte y en Asia Pacífico ha superado el 32 y el 38%, respectivamente.