Economía | Empresas

Fridman reitera su rechazo al plan del consejo de Dia y ultima su oferta

LetterOne confirma ante los analistas que votará en contra de la ampliación de capital y critica el plan estratégico implementado por la dirección del grupo

logo
Fridman reitera su rechazo al plan del consejo de Dia y ultima su oferta
Fridman insiste en su rechazo al plan del consejo de Dia y ultima la presentación de su oferta.

Sede del Grupo Dia en Madrid.

Resumen:

“Todos los canales de comunicación están abiertos”. Con este mensaje, repetido con insistencia, el socio director de LetterOne Retail, Stephan DuCharme, ha tratado de trasladar este viernes al mercado la idea de que las vías de negociación con la actual dirección del Grupo Dia y la banca acreedora no están para nada cerrados.

Sin embargo, han sido pocas las razones ofrecidas para confiar en que un pacto está cercano. Esa al menos es la impresión de varios de los analistas que han acudido este viernes a la reunión organizada por los responsables del grupo de inversión del magnate ruso Mikhail Fridman para explicar los pormenores de su propuesta para hacerse con el control de Dia. “Me queda la sensación de que las conversaciones están muy frías”, sostiene Ana Gómez, analista de Renta 4.

Lo cierto es que, hayan más o menos avances en la búsqueda de un pacto que desbloquee la compleja situación a la que se enfrenta la compañía española de supermercados, LetterOne ha defendido este viernes con firmeza la propuesta planteada la semana anterior, al tiempo que ha reforzado su rechazo a la hoja de ruta marcada por la dirección que capitanea Borja de la Cierva.

Considera que el nuevo plan de negocio de Dia supone “una patada adelante” para seguir haciendo lo mismo

Si ya era manifiesto su rechazo a la ampliación de capital de 600 millones de euros que el consejo de Dia ha pactado con los bancos acreedores -pieza esencial en su acuerdo de refinanciación de la deuda-, DuCharme no solo ha insistido en que votarán en contra de la misma -y, de hecho, si saliera adelante, aseguran, no acudirían-, sino que, además, se han esforzado por subrayar las diferencias entre su plan estratégico y el planteado por la actual dirección de Dia.

El consejo del grupo de supermercados destacaba en su reciente evaluación preliminar de la oferta de Fridman las similitudes entre ambos proyectos. Sin embargo, los responsables de LetterOne han señalado a los analistas que el plan de la dirección de Dia es poco más que “una patada adelante”, que supone seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, mientras que el suyo supondría “dar la vuelta al negocio” para adaptarlo a las nuevas necesidades del sector.

A este respecto, han dado algunas pinceladas sobre su Plan de Transformación a 5 años, en el que los dos primeros serán muy complicados “dando a entender que los márgenes sufrirán en Iberia, dado que su prioridad es crear una nueva propuesta comercial (mayor inversión en logística, más oferta de perecederos, menores precios, más inversión en marca…) que convenza al consumidor y aumenten las ventas”, de modo que “los márgenes serán siempre un resultado y no el objetivo”, explican en Banco Sabadell.

Con estas diferencias entre ambos planes sobre la mesa, LetterOne ha confirmado que se encuentra ultimando los detalles de su oferta con la intención de presentar el folleto de la misma ante la CNMV la próxima semana. La firma de inversión es consciente de que los tiempos juegan en su contra, por lo que tratarán de resolver todas las cuestiones de las que depende su oferta en los menores plazos posibles. Así, ya habrían solicitado las respectivas autorizaciones de las autoridades de Competencia, tanto en España como en Portugal y Brasil.

Sin embargo, frente a la posibilidad de que su rechazo a la ampliación de capital planteada por la dirección de Dia aboque a la compañía a una situación de insolvencia, DuCharme subraya que existen “soluciones técnicas” para evitar la quiebra y, de hecho, ha recordado que los bancos acreedores son los primeros interesados en que Dia no caiga en situación de concurso.

LetterOne tiene previsto presentar el folleto de su oferta ante la CNMV la próxima semana

La apelación a la banca resulta esencial, ya que LetterOne condiciona su oferta a un acuerdo con esta para mejorar el perfil financiero de Dia. A este respecto, reiteran que en ningún momento han planteado una quita, dejando entrever que su voluntad pasa por obtener unos periodos de carencia y un perfil de pagos más asequible.

De este modo, y a falta de novedades, para Dia se mantiene el mismo panorama, con dos planes de salvamento paralelos que, además, se juegan su éxito en los mismos plazos y en los que la Junta de Accionistas -aun pendiente de convocar y que se espera que se celebre a finales de marzo- en la que se votará la ampliación de capital pautada por el consejo del grupo de supermercados figura como la cita clave.

Para atraerse el apoyo de los inversores a su propuesta, LetterOne insiste en que la suya es la única que le evita la dolorosa dilución que sufriría en el caso de que se llevara a cabo la ampliación de capital propuesta por De la Cierva y sus hombres.

Con todo esto, las acciones de Dia siguen reflejando la incertidumbre y el desconcierto de los inversores, que no han encontrado razones para el optimismo ni siquiera en los rumores de que firmas como Carrefour o Lidl estudian lanzar ofertas por el negocio del grupo.

Este viernes, las acciones de Dia sufrían un nuevo recorte, próximo al 1,4% y se situaban ya casi un 4,5% por debajo del precio ofrecido por LetterOne.