Economía

El Pacto de Toledo acuerda endurecer las condiciones para gastar el Fondo de Reserva

Muestra su preocupación ante el vaciamiento del fondo y urge a mantener siempre una reserva mínima

Protestas de pensionistas frente al Congreso de los Diputados. EFE

La comisión permanente del Pacto de Toledo ultima un documento con más de una veintena de recomendaciones para introducir ajustes en el sistema público de pensiones con el objetivo de hacerlo sostenible en el medio y largo plazo, y también de garantizar prestaciones suficientes.

Dentro de esa necesaria sostenibilidad de las pensiones, el borrador al que ha tenido acceso El Independiente, y que aún está sujeto a cambios, incluye una recomendación tercera referida al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, uno de los elementos que encarna como pocos cómo el envejecimiento de la población y el relevo de unas pensiones por otras más cuantiosas, todo ello unido a un desplome de los ingresos por cotizaciones y la asunción por parte de la Seguridad Social de gastos impropios, ha llevado a acumular un déficit en el sistema de cerca de 19.000 millones, prácticamente el grueso del déficit estructural que arrastra España.

Baste decir que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también conocido como la ‘hucha de las pensiones’ y que se nutre de los excedentes de las mutuas para generar colchones con los que hacer frente a las situaciones de tensión financiera del sistema, llegó a rozar los 66.000 millones de euros en 2011 y a día de hoy apenas 5.000 millones de euros después de haber dispuesto de recursos desde 2012 para pagar las pagas extras de los pensionistas en plena crisis.

Ahora, para reforzar la solvencia del sistema y a garantizar el pago de las pensiones ante la perspectiva de un creciente gasto en el futuro, el Pacto de Toledo plantea la necesidad de blindar el fondo; propone disponer en todo momento de un mínimo recursos en la ‘hucha’ de un 7% del coste anual de la nómina de las prestaciones contributivas –con los niveles actuales, estaríamos hablando de unos 10.000 millones de euros–. Puesto que se prevé un gasto creciente en pensiones, este límite iría obligando establecer una reserva cada vez más cuantiosa.

Además, el Pacto de Toledo aconseja endurecer las condiciones para poder sacar dinero del Fondo de Reserva llegado ese escenario. «La Comisión considera que es necesario que se establezca una dotación mínima del Fondo de Reserva, equivalente al 7% del gasto anual en pensiones contributivas, sujeta a una regla endurecida de disponibilidad», precisa.

Entre unas cosas y otras, el resultado es que cada vez habrá que tener más cautelas a la hora de sacar dinero del Fondo en el caso de que esta recomendación acabe formando parte de la legislación. De hecho, la comisión justifica estas recomendaciones ante la «preocupación» por la posibilidad de que la ‘hucha’ de las pensiones siga menguando privando al sistema de margen de maniobra para hacer frente a futuros retos financieros.

La filosofía del Fondo

Tal y como recuerda la recomendación, fue el propio Pacto de Toledo el que impulsó su creación para volcar los excedentes de los años de bonanza en una hucha para poder hacer frente a los años de vacas flacas sin tener que acometer rebajas de pensiones o incrementos de cotizaciones sociales.

El problema es que con su práctico agotamiento y tras la última subida de las pensiones, el Gobierno ha optado, entre otras cosas, por subir las bases máximas un 7%, sin elevar las correspondientes pensiones para regar con nuevos ingresos a la Seguridad Social.

En otro punto, la recomendación señala que, de acuerdo con los criterios de seguridad y solvencia que deben presidir la gestión del fondo, su uso se debe ceñir al pago de pensiones contributivas, lo que enlaza con el plan del Pacto de Toledo para sacar de los gastos del sistema rumbo a Presupuestos del Estado las prestaciones no contributivas.

Por último también señala que el fondo no debe ser una herramienta para para parchear desequilibrios coyunturales, sino que para ello deben adoptarse reformas precisamente estructurales, pues las reservas que se puedan acumular siempre será escasas ante esos desafíos.

 

Te puede interesar

Comentar ()