Economía | Empresas

Vodafone rebaja el ERE a 1.000 empleados y permite que todas las bajas sean voluntarias

La teleco ofrece que un centenar de mayores de 55 años puedan acogerse el próximo año a un cupo de prejubilaciones, pero si no se cubren no habrá más salidas.

logo
Vodafone rebaja el ERE a 1.000 empleados y permite que todas las bajas sean voluntarias
Manifestación de trabajadores de Vodafone contra el ERE.

Manifestación de trabajadores de Vodafone contra el ERE. europa press

Resumen:

“La empresa anuncia un ERE para 1.200 trabajadores, los sindicatos piden 800 y al final se quedan en 1.000”. Lo decía entre la sorna y la inquietud un directivo de Vodafone hace un mes, con el ERE en la teleco recién anunciado para, efectivamente, un máximo de 1.200 empleados. Y la oferta final de la empresa la ha clavado.

Tras casi un mes de reuniones entre Vodafone España y los sindicatos –y con diez jornadas de huelga convocadas– la dirección de la teleco lanza su última oferta para pactar las condiciones del expediente de regulación de empleo (ERE) esta misma semana.

La cúpula de Vodafone vuelve a mejorar su propuesta. La compañía ha ofrecido este martes a los sindicatos UGT, CCOO y STC un nuevo recorte del número de afectados. Desde el máximo de 1.200 salidas previstas en un primer momento, ahora la empresa ofrece rebajar la cifra hasta los 1.000 trabajadores en 2019, según confirman a El Independiente fuentes próximas a las conversaciones. Con la nueva propuesta se eliminaría uno de cada cinco puestos de trabajo del grupo en España y la empresa se compromete a que no haya ningún otro despido colectivo hasta abril de 2021.

Vodafone también ha accedido a que el 100% de las salidas de este año se realicen mediante bajas voluntarias (el resto seguirían siendo despidos forzosos), pudiendo vetar sin límite la empresa de los candidatos que se presenten. Los sindicatos de la compañía, UGT, CCOO y STC, vienen desde el primer momento la voluntariedad para todas las salidas previstas como un punto clave de la negociación. Sólo si no se cubren el total de salidas con bajas voluntarias habrá despidos forzosos.

La dirección de la teleco propone indemnizaciones brutas de 50 días de salario por año trabajado, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año con un máximo de 33 mensualidades. Además, para los empleados con salario fijo igual o inferior a 28.000 euros brutos anuales, con al menos cinco años de antigüedad, se ofrecerá un complemento de indemnización de 6.000 euros.

Plan adicional de prejubilación voluntaria en 2020

En paralelo, otros 100 trabajadores se podrán acoger  en 2020 al plan de prejubilaciones de «manera totalmente voluntaria» para mayores de 55 años y con 10 años de antigüedad en el grupo. Se trata pues de un cupo adicional que puede o no cubrirse. Si no se apuntaran trabajadores a esta opción de prejubilación no habría más salidas el próximo año.

En cuanto a los empleados con 55 años cumplidos a 31 de diciembre de 2019 y 10 o más de antigüedad, podrán acogerse a prejubilaciones con el 85 % del salario fijo neto, más el 50 % neto del salario variable.

Ya no habrá más negociaciones una vez expirado el plazo previsto para plantear propuestas. Los sindicatos trasladarán ahora la oferta final a la plantilla. El viernes se decidirá si hay acuerdo y se acepta las condiciones diseñadas por Vodafone o las organizaciones sindicales denuncian el ERE de la compañía para pararlo por la vía legal. En caso de que no se acepte la oferta final, la compañía volverá a su propuesta inicial de 1.200 despidos forzosos y una indenmnización de 32 días por año trabajo y un máximo de 20 mensualidades.