Economía | Trabajo

El Gobierno aprueba mañana el control de la jornada en los trabajos

Se encuadrará en un decreto que incluye la recuperación del subsidio de 52 años y medidas de apoyo a parados de larga duración

logo
El Gobierno aprueba mañana el control de la jornada en los trabajos
Pedro Sánchez, en un acto en Granada.

Pedro Sánchez, en un acto en Granada. EP

Resumen:

Nuevo viernes de decretos. El Consejo de Ministros aprobará este viernes otra batería de medidas sociales que incluyen la recuperación del subsidio para mayores de 52 años, un paquete para mejorar la empleabilidad de los parados de larga duración y el registro obligatorio de jornada en las empresas, uno de las cuestiones que más recelos han levantado entre los empresarios. Lo que no se aprobará mañana, salvo cambios de ultima hora es el grueso de medidas de la que se ha dado a llamar 'contrarreforma laboral', que aún no cuenta con apoyos parlamentarios suficientes. Esta batería de medidas ha levantado cierto malestar entre los sindicatos, puesto que el registro horario se suponía que era uno de los obstáculos para llevar a cabo la 'contrarreforma'. Resulta que ahora se aprueba por decreto dejando fuera el resto de cuestiones laborales.

Nuevo viernes de decretos. El Consejo de Ministros aprobará este viernes otra batería de medidas sociales que incluyen la recuperación del subsidio para mayores de 52 años, un paquete para mejorar la empleabilidad de los parados de larga duración y el registro obligatorio de jornada en las empresas, uno de las cuestiones que más recelos han levantado entre los empresarios.

Además, la norma incluirá en principio ayudas de apoyo a los jóvenes parados en el marco de la Garantía Juvenil para articular fondos europeos que de otra manera se perderían, y una ayuda de 588 euros al año por hijo discapacitado para hogares con rentas bajas.

Se trata de una nueva batería de medidas que podría incrementar el gasto público en cerca de 600 millones de euros. No obstante, por el lado de los ingresos, el Ministerio de Trabajo estima que las horas extraordinarias ilegales que se podrían aflorar con el registro obligatorio de jornada, equivalen a unos 300.000 empleos con los que se podría ingresar unos 2.000 millones extra por cotizaciones.

Como guinda, el Consejo de Ministros también aprobará mañana un Plan de Retorno, para facilitar la vuelta del talento emigrado durante la crisis.

Los detalles del decreto

Según el borrador del decreto, al que ha tenido acceso El Independiente, lo que hará el Gobierno es revertir la situación creada en 2012, cuando el Ejecutivo del PP elevó la edad para acceder al subsidio de 52 a 55 años. Ahora se desanda ese camino y además se vuelve a ampliar la base de cotización de estas personas del 100% del salario mínimo (SMI) al 125%.

Así, podrán acceder a esta ayuda aquellos que tengan rentas inferiores al 75% del SMI y hayan cotizado al menos seis años. El subsidio alcanzará el 80% del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) de cada año.

Por otro lado, el texto establece que la empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria.

Además, la empresa conservará los registros durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Todo ello estará enfocado, entre otras cosas, a poner coto a las horas extras ilegales en las empresas. Para ello, la entrada en vigor de estos preceptos tendrá lugar a los dos meses de la publicación del decreto.

Parados de larga duración

En cuanto a los parados de larga duración, tal y como avanzó este periódico, el Gobierno prevé incluir bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social para incentivar la contratación de desempleados de más edad, para lo que se acompañará de un plan de choque para este colectivo que, entre otras cosas, recogerá medidas de orientación y formación.

El borrador del decreto contempla que las empresas que contraten indefinidamente a estos parados, cuando hayan estado inscritos en los servicios de empleo al menos 12 meses en los 18 anteriores a la contratación, tendrán derecho a una bonificación mensual de las cuotas a la Seguridad Social de 108,33 euros, hasta 1.300 euros al año (1.500 euros si son mujeres), durante tres. Para poder obtener este incentivo la empresa deberá mantener el empleo al trabajador al menos tres años y mantener el nivel de empleo alcanzado con el contrato durante al menos dos años.

Se aleja la ‘contrarreforma’ laboral

Lo que no se aprobará mañana, salvo cambios de ultima hora es el grueso de medidas de la que se ha dado a llamar ‘contrarreforma laboral’, que aún no cuenta con apoyos parlamentarios suficientes.

Así se lo ha comunicado el Gobierno esta tarde a los agentes sociales. Esta batería de medidas ha levantado cierto malestar entre los sindicatos, puesto que el registro horario se suponía que era uno de los obstáculos para llevar a cabo la ‘contrarreforma’. Resulta que ahora se aprueba por decreto dejando fuera el resto de cuestiones laborales.