Renfe acaba de publicar la mayor oferta de empleo de siempre: 825 puestos -450 de maquinistas-, que superan con creces los 675 empleos lanzados en 2017, hasta ahora el récord absoluto. Una oferta que llega a dos meses y medio de las elecciones generales del 28 de abril.

Según las bases de la convocatoria, adelantada por El Independiente, la Oferta Pública de Empleo se refiere a los siguientes oficios: «450 de Maquinista de Entrada, 225 de Operador Comercial de Ingreso N2 y 150 de Operador de Ingreso de Mantenimiento y Fabricación».

Como novedad, habrá plazas específicas para Cataluña: 25 maquinistas serán destinados allí y otros 25 serán maquinistas «transfronterizos», esto es, para conducir trenes en la frontera con Francia. Igualmente, de los 225 operadores comerciales, 80 serán enviados a la región catalana, en un claro gesto por las tensiones derivadas del procès.

Plantilla envejecida

Las plazas para la Dirección General de Fabricación y Mantenimiento son las siguientes: 75 de «mantenimiento de material rodante ferroviario, electricidad-electrónica y/o ajustador montador, en función de necesidades «; 30 para tareas de electricidad-electrónica; 15 de ajustador-montador; 7 de máquinas-herramientas; 7 de calderería/chapa/soldadura; y 16 para suministros.

A finales de febrero, el director general de esta última Dirección, Félix Pintado, fue destituido al frente de Fabricación y Mantenimiento por las incidencias y averías registradas en Extremadura.

Varias fuentes consultadas especulan con que esta misma cantidad de trabajadores (825) se corresponderá con el plan de bajas desvinculadas que cada año ofertan Renfe y Adif. La media de edad de Renfe se sitúa en torno a los 55 años, por lo que al operador le urge la tarea de rejuvenecer la plantilla. Las centrales sindicales se quejan de que los puestos de trabajo no se amortizan.