Economía | Trabajo

CEOE achaca parte de la brecha salarial a la forma de negociar de las mujeres

logo
CEOE achaca parte de la brecha salarial a la forma de negociar de las mujeres
El ex presidente de CEOE, Juan Rosell, (izquierda) y su sucesor, Antonio Garamendi, (derecha).

El ex presidente de CEOE, Juan Rosell, (izquierda) y su sucesor, Antonio Garamendi, (derecha). Europa Press

Resumen:

"Aún queda trabajo por hacer para fomentar la igualdad real entre hombres y mujeres en la sociedad, en general, y en el mercado laboral, en particular". Así lo afirma en sus primeros párrafos un estudio sobre brecha salarial publicado este viernes, Día Internacional de la Mujer (8-M), por la CEOE en colaboración con PwC. El estudio señala que esta brecha, que representa la diferencia retributiva por razón de género, alcanza en términos ajustados--aislados factores como las características socieconómicas-- el 12,2% en España, por debajo de la media  de la UE y de algunos países como Alemania, Reino Unido o Francia. A partir de ahí,  la patronal asegura que, aunque sigue siendo una magnitud considerable que debe ser reducida lo antes posible, "la evolución durante las dos últimas décadas es positiva". Concretamente, señala el informe que desde 2002, esta brecha salarial ajustada se ha reducido casi un 30%, hasta situarse en el 12,2%, según los últimos datos disponibles.

«Aún queda trabajo por hacer para fomentar la igualdad real entre hombres y mujeres en la sociedad, en general, y en el mercado laboral, en particular». Así lo afirma en sus primeros párrafos un estudio sobre brecha salarial publicado este viernes, Día Internacional de la Mujer (8-M), por la CEOE en colaboración con PwC.

El estudio señala que esta brecha, que representa la diferencia retributiva por razón de género, alcanza en términos ajustados–aislados factores como las características socieconómicas– el 12,2% en España, por debajo de la media  de la UE y de algunos países como Alemania, Reino Unido o Francia.

A partir de ahí,  la patronal asegura que, aunque sigue siendo una magnitud considerable que debe ser reducida lo antes posible, «la evolución durante las dos últimas décadas es positiva». Concretamente, señala el informe que desde 2002, esta brecha salarial ajustada se ha reducido casi un 30%, hasta situarse en el 12,2%, según los últimos datos disponibles.

A la hora de explicar la brecha, la CEOE explica que una parte importante de dicha brecha se debe a las diferencias existentes en algunos complementos retributivos, al margen del salario base –horas y pagas extra, nocturnidad y turnicidad, etc–, más presentes en sectores y tipologías de trabajo masculinizados, y que, por tanto, no son discriminatorios en sí mismos.

Los factores psicológicos

En ese punto, los empresarios añaden otros factores que pueden ser responsables de estas diferencias salariales, como por ejemplo la desigual distribución de las cargas familiares entre hombres y mujeres o a «las diferencias en los rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas» de unos y otros. ¿A qué se refiere el documento? A diferencias «en la propensión a asumir riesgos y a negociar», que pueden acabar afectando a la brecha salarial.

Otros de los datos que se incluyen en el informe reflejan que la brecha salarial aumenta entre los trabajadores de mayor edad, mientras que varía de forma significativa entre sectores de actividad, con diferencias que van desde un 5% a un 19%.

Por último, la patronal admite que la brecha salarial es más elevada cuanto mayor es el nivel salarial. La diferencia entre los trabajadores y trabajadoras que se sitúan entre el 5% de los que menos cobran es del 9,1%, mientras que en la parte alta de la tabla, esta falla alcanza el 16,6%. Esto, asegura la CEOE, supone un «claro indicio de la existencia en España del conocido como ‘techo de cristal'».