Economía | Empresas

Isla se defiende ante el revés en bolsa: "Tenemos un crecimiento sólido"

La empresa cambia el bonus de sus empleados para ligarlo a los objetivos de venta en cada tienda

logo
Isla se defiende ante el revés en bolsa: "Tenemos un crecimiento sólido"
Así son los mayores incentivos de las empresas del Ibex.

El presidente de Inditex, Pablo Isla. EFE

Resumen:

La empresa de los récords luce menos lustrosa. Que Inditex no iba a poder mantener de forma indefinida las espectaculares cifras de crecimiento a las que tenía acostumbrado a los mercados era una cuestión que a nadie escapaba. Pero el frenazo del gigante español del textil parece superar los más negativos augurios.

La matriz de Zara cerró 2018 con un crecimiento de sus ventas de apenas el 3,2%, la tasa más baja de su historia. Su beneficio, que crece un 2%, experimenta su menor incremento en cinco años.

Sin duda, la empresa fundada por Amancio Ortega se ha visto penalizada por un entorno muy complejo, marcado por la fuerte competencia en el sector, los efectos de la irrupción de los gigantes online, un entorno económico global en desaceleración y la volatilidad de las divisas mundiales.

La decepción del mercado por estas cuentas no ha tardado en hacerse notar. Las acciones del gigante textil abrían la jornada con recortes que llegaban a superar el 5% y que, pese a moderarse con el paso de las horas, le encaminaban hacia su mayor tropiezo desde el arranque del año.

Isla defiende que el negocio online no es menos rentable que las ventas en tienda

Sin embargo, el presidente de la compañía quiso defender la solidez de un grupo que, sin efectivo divisa, habría mejorado un 7% sus ventas y hasta un 12% su beneficio y que sigue creciendo un 4% en superficie comparable. «Tenemos un crecimiento muy sólido», ha afirmado Pablo Isla, quien descarta que el grupo tenga que acometer ningún tipo de reestructuración radical para hacer frente al complejo escenario actual.

En lo que sí insistió Isla es en la confianza de la compañía en su apuesta por el modelo de stock integrado entre la venta en tienda física y online, y que se ha traducido este año en el último año en un crecimiento del 27% de las ventas online, sin que ésto afectara a los márgenes del grupo. Al contrario, el margen bruto se incrementó por primera vez desde 2012.

«El negocio online tiene otra estructura de costes pero para nosotros no es menos rentable que la venta en tienda», ha asegurado el presidente.

La compañía sostiene que la calidad de su producto y la gestión eficiente del stock le permite evitar el entorno de fuerte competencia en precio en el que se ha visto inmerso el conjunto del sector, con el consiguiente impacto sobre su rentabilidad.

El presidente de Inditex ha señalado que 2018 ha sido un año muy importante en la transformación del grupo hacia un nuevo modelo de gestión integrada de los canales de venta, de apertura de tiendas más grandes para dar una respuesta más eficaz a las necesidades del cliente y de incremento de la tecnología para mejorar los distintos procesos de la cadena de producción.

En este sentido, Inditex ha informado de que desde 2013 ha realizado inversiones por valor de más de 2.000 millones de euros en tecnología.

La intención de la matriz de Zara es seguir priorizando el dinero del que dispone en caja (que en 2018 se ha elevado a casi 6.400 millones de euros) a la inversión para la transformación rentable de la compañía. Sin embargo, «podemos combinar esto con un dividendo atractivo para nuestros accionistas», ha señalado Isla, tras anunciar un incremento del dividendo a pagar en 2019 del 17%, respecto al año anterior.

Bonus por ventas

El grupo de moda español también ha anunciado novedades en su sistema de pago a empleados. Tras anunciar que abonará unos 32 millones de euros en concepto de bonus por beneficio entre los alrededor de 92.000 trabajadores de la compañía que tienen más de dos años de antigüedad, Isla ha señalado que en los próximos años este incentivo variará y dejará de estar ligado a los beneficios de Inditex para enfocarse en los objetivos de venta de cada tienda.

Al mismo tiempo, Inditex ha hecho públicos los datos de remuneración de su consejo durante el ejercicio 2018. Durante el mismo, Isla registró unas ganancias de 7,58 millones de euros, un 18,4% más que en el ejercicio anterior. El conjunto del consejo ingresó 11,42 millones de euros por distintos conceptos.

La matriz de Zara también ha recalcado el impacto que su actividad tiene sobre la economía española, a través de su relación comercial con unos 7.500 proveedores que, a lo largo de 2018, le facturaron más de 5.000 millones de euros. La contribución fiscal global de Inditex ascendió a 6.166 millones de euros, de los 1.692 millones recayeron en España.

El mercado se cuestiona si Inditex merece la prima de valoración con la que cotiza en bolsa

En concepto de impuesto de sociedades, la empresa fundada por Amancio Ortega ha abonado a las arcas del Estado más de 2.000 millones en los últimos cinco años, más del 2% del total que ingresa España por este concepto.

Las cifras de Inditex han sido recibidas con frialdad por los expertos, que resaltan que el frenazo de las ventas ha superado los peores pronósticos, mientras que las buenas nuevas, como la mejora del margen bruto, dejaron un regusto agridulce, tras limitarse mucho en el último trimestre.

Desde Bankinter observan que, actualmente, Inditex cotiza a unas valoraciones superiores incluso a las del sector del lujo que no estarían justificadas. «Creemos que una prima queda justificada pero no hasta el punto de igualar la valoración del sector del lujo. Inditex ya ha recogido las perspectivas de menor volatilidad en las divisas emergentes y un desenlace constructivo en el frente comercial y creemos que debería recuperar niveles más cercanos a nuestra valoración fundamental», de 23,3 euros por acción, un 11% por debajo de los niveles de cierre del pasado lunes, observan en el banco.