Economía | Empresas

LetterOne prevé lanzar su OPA sobre Dia este viernes tras el visto bueno de la CNMV

LetterOne presentará su oferta este viernes tras el visto bueno de la CNMV.

El socio director de L1 Retail, Stephan DuCharme.

LetterOne ha cubierto una nueva fase en su propósito de hacerse con el control del Grupo Dia. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha anunciado este jueves que ha autorizado la opa del fondo propiedad del empresario ruso Mikhail Fridman para tomar una posición mayoritaria en la compañía de supermercados.

El organismo supervisor que dirige Sebastián Albella ha dado el visto bueno a la oferta de LetterOne al «entender ajustados sus términos a las normas vigentes y considerar suficiente el
contenido del folleto explicativo presentado tras las últimas informaciones incorporadas con fecha 26 de marzo de 2019».

De este modo, la CNMV desbloquea el proceso para que LetterOne pueda lanzar de forma oficial su oferta, de 0,67 euros por acción, que está dirigida al total de las acciones de Dia, excluido el 29% que ya controla el fondo, que es el máximo accionista de la compañía.

LetterOne adelanta que el plazo de aceptación de la oferta se iniciará el próximo 1 de abril y finalizará el 23

Los plazos de aceptación de la propuesta de Fridman serán comunicados una vez que LetterOne publique el folleto con los datos clave de la oferta. «El plazo de aceptación será de 23 días naturales a partir del día hábil bursátil siguiente a la publicación del primer anuncio con los datos esenciales de la oferta, finalizando también en día hábil bursátil», indica el comunicado de la CNMV.

En este sentido, desde LetterOne comunican que el plazo de aceptación comenzará probablemente el 1 de abril y finalizará el 23 del mismo mes, dando a entender su intención de publicar el folleto este mismo viernes.

La premura en el visto bueno de la CNMV resultaba esencial, dada la apremiante situación en la que se encuentra Dia, que cuenta con tan solo dos meses para subsanar su situación patrimonial (a cierre de 2018 contaba con fondos propios negativos) para no caer en situación de concurso de acreedores. Asimismo, cuenta con un plazo similar para obtener nuevas líneas de financiación, ya que las actualmente aprobadas por la banca tienen vigencia hasta finales del próximo mes de mayo. Parece claro, en cualquier caso, que la opa de LetterOne se resolverá antes de que se agoten dichos plazos.

La oferta del máximo accionista de Dia, que cuenta con el aval de UBS por un monto de unos 296,1 millones de euros (la cantidad máxima que tendría que desembolsar si la aceptaran todos los accionistas del grupo), está condicionada a su aceptación por parte de, al menos, la mitad del capital al que va dirigida, lo que representa un 35,5% del mismo.

Las acciones de Dia cerraron este jueves un 5,8% por debajo del precio de la opa del empresario ruso

Son muchos los accionistas que han mostrado sus reparos ante una oferta que consideran insuficiente, ya que, aunque representa una prima del 56% respecto al precio de las acciones antes de su publicación, queda hasta un 80% por debajo de los niveles a los que cotizaba la compañía hace solo un año. De hecho, si LetterOne logró sacar adelante su propuesta en la última Junta de Accionistas fue por contar con mayoría absoluta en la misma (debido a la baja asistencia), ya que el respaldo que recibió de los minoritarios fue ínfimo.

En cualquier caso, los analistas sostienen que, faltos de alternativas, los accionistas de Dia no tendrán más remedio que aceptar la oferta del empresario ruso si quieren recuperar algo de lo invertido. Los títulos de la compañía cerraron este jueves a 0,633 euros, un 5,8% por debajo del precio ofrecido por el fondo.

Fridman también había puesto como condición que la compañía no realizara ninguna ampliación de capital antes de que se ejecutara la opa, pero este riesgo quedó diluido la semana pasada, cuando la Junta de Accionistas de Dia echó por tierra el plan del consejo que dirige Borja de la Cierva, que consistía en ejecutar de forma inmediata una ampliación de capital por valor de 600 millones de euros.

La única opción sobre la mesa

De este modo, y a expensas de movimientos de última hora, la propuesta de LetterOne es la única solución sobre la mesa para los problemas que arrastra el Grupo Dia y que amenazan su propia supervivencia como empresa. El éxito de la opa, en cualquier caso, no significaría automáticamente la salvación de la compañía, ya que antes de inyectar el capital necesario para asegurar la viabilidad del grupo de supermercados el fondo pretende alcanzar un acuerdo con los acreedores para refinanciar las deudas actuales.

Hasta la semana pasada la banca se había negado a escuchar las pretensiones de los hombres del magnate ruso, brindando todo su apoyo a los planes del consejo de administración, pero una vez que Fridman se perfila como el hombre clave en el futuro de Dia, se han visto forzadas a dialogar, con cierto acercamiento, según informaba esta semana el diario Expansión. La principal controversia resulta de la intención del empresario ruso de no amortizar ninguna cantidad de deuda hasta, al menos, 2023, frente al objetivo de la banca de reducir la misma por medio del dinero obtenido con las desinversiones que el grupo tiene en marcha (venta de tiendas y de las divisiones de Max Descuento y Clarel).

LetterOne recuerda a los accionistas que si no aceptan su oferta se exponen a perder toda su inversión

A través de un comunicado, LetterOne ha querido recalcar a los inversores que, de no triunfar la oferta, LetterOne se retirará y la empresa podría verse abocada a la insolvencia. E incluso recuerda que, aunque la opa saliera adelante, los accionistas que optaran por mantener sus títulos asumirían un riesgo muy elevado. «Se recuerda a dichos accionistas que compartirán el importante riesgo de ejecución que conlleva un plan de restructuración que no tiene garantía de éxito y que tardará varios años en potencialmente ofrecer resultados positivos. LetterOne no se compromete a mantener la anterior política de dividendos de Dia tras la liquidación de la oferta, y no cree que sea razonable que Dia reparta dividendos en los próximos años», subrayan.

En este mismo sentido, Stephan DuCharme, socio director de L1 Retail (la división de comercio minorista de LetterOne), ha animado a todos los accionistas de Dia a acaptar la oferta y ha señalado que «la situación actual de Dia es muy complicada, con un descenso significativo de sus ventas en términos like-for-like y con una pérdida importante de cuota de mercado. Dia necesita una inyección de capital y un cambio de gobierno y liderazgo para poder llevar a cabo la exigente transformación, que será liderada por LetterOne tras el resultado positivo de la opa y el cumplimiento de las restantes condiciones».

Comentar ()