Pistoletazo de salida a la campaña de la Renta 2018. Desde este martes, 2 de abril, se pueden presentar las declaraciones de la renta y patrimonio por todas las vías. Para facilitar esta tarea, la Agencia Tributaria ha incorporado nuevas novedades en el RENTA WEB  –la herramienta universal para la gestión de todas las declaraciones con independencia del canal–, que puede utilizarse a través del móvil, y que abre la puerta un año más a poder cumplir con las obligaciones tributarias con un solo ‘clic’.

No obstante, el balance esperado por el fisco también esconde sorpresas. Tras la declaración de la exención de las prestaciones por maternidad y paternidad y la ampliación de otras deducciones familiares –‘cheque guardería’ o deduccuión por exceso de número de hijos en familias numerosas–, la AEAT espera que muchos declaraciones cambien de signo. Así, se esperan 5,1 millones de declaraciones a ingresar, de un total de 20,3 millones, un 1%. El montante de la recaudación por esta vía será de 10.160 millones, un 2,1% menos.

En paralelo, las declaraciones a devolver aumentarán un 2,4, hasta las 14.314, con un total de 10.468 millones de euros, un 4,5% más. Esto implica una devolución media de unos 730 euros por declaración.

Como resultado, a la Agencia Tributaria esta Renta 2018 le saldrá a ingresar: el resultado neto positivo de 365 millones de euros obtenido por el fisco en 2017 se convertirá ahora en unos 308 millones de euros que tendrá que devolver a los contribuyentes por encima de los ingresos previstos.

Más facilidades en la venta de acciones

La principal novedad para este año es una nueva herramienta de cartera de valores que permitirá visualizar directamente en el RENTA WEB la composición de la cartera y las operaciones del año, y volcar todas las rentas generadas por la venta de acciones cotizadas, facilitando la declaración de las plusvalías y minusvalías. En ejercicios anteriores, todos estos datos había que incorporarlos a mano, de forma pesada, a partir de un módulo externo. Ahora, toda esa información se puede volcar directamente.

Los datos que sí tendrá que seguir incorporando el contribuyente serán los precios históricos de adquisición de sus acciones. Ello permitirá en próximos años que esa información quede ya grabada y el cálculo de las plusvalías y minusvalías será a futuro prácticamente automático. Es decir, «se inicia un camino de gestión de carteras de valores permanente», según ha explicado el director del departamento de Gestión Tributaria de la AEAT, Gonzalo García de Castro, durante la presentación de la Renta 2018.

La declaración, por móvil

Por otro lado, los contribuyentes que decidan acceder a su borrador para modificarlo y/o confirmarlo, pueden hacerlo sin necesidad de localizar la casilla 475 de la declaración del año pasado, si es que han mantenido la ‘app’ de la Agencia Tributaria en su móvil de un año a otro.

Además, los usuarios que no tuviesen previamente descargada la ‘app’ tampoco necesitarán localizar la casilla si cuentan con la referencia del año anterior, ya que esa referencia servirá para obtener la nueva en la presente una vez descargada la ‘app’.

Esta aplicación también incorpora toda una serie de mejoras de diseño para seguir facilitando su usabilidad, al igual que la posibilidad de modificar la asignatura tributaria y el código IBAN, consultar los datos fiscales de las tres campaña anteriores o anular una cita preventiva concertada.

 

Hasta la fecha, la anticipación de los datos fiscales desde el 15 de marzo ha permitido que más de 1,4 millones de contribuyentes hayan accedido ya a los mismos y que más de 1,5 millones hayan obtenido el número de referencia para la gestión y presentación de la declaración.

El plazo de presentación finaliza el 1 de julio, para declaraciones tanto a ingresar como a devolver, si bien el plazo en las declaraciones a ingresar con domiciliación bancaria concluirá el 26 de junio.