Economía

El Estado aumentará su deuda en 2019 al menor ritmo en doce años

El Tesoro anuncia un recorte de 5.000 millones de sus necesidades de financiación gracias al mejor entorno de mercado para la deuda

logo
El Estado aumentará su deuda en 2019 al menor ritmo en doce años
El Estado aumentará su deuda en 2019 al menor ritmo en doce años.

La ministra de Economía, Nadia Calviño. Europa Press

Resumen:

La deuda del Estado sigue creciendo, pero cada vez menos. El Tesoro Público español ha confirmado este miércoles un recorte de sus necesidades de financiación para este año hasta situarlas en los 30.000 millones de euros, la menor cifra desde 2007.

La nueva previsión supone un recorte de 5.000 millones de euros frente a las emisiones netas -emisiones totales menos amortizaciones- planteadas inicialmente, lo que supondrá una menor carga de deuda al término del año. Al cierre del pasado marzo, la deuda del Tesoro en circulación se situaba en niveles récord de 1,026 billones de euros, 23.000 millones más que al cierre del año anterior. Con este recorte, el importe de emisiones brutas previsto para 2019 se sitúa en 204.526 millones de euros, un 4% inferior a la del año anterior.

La disminución de las necesidades de financiación ya había sido anticipada por el secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio, en una reciente entrevista con El Independiente. Desde la institución pública señalan que la rebaja de las emisiones ha sido posible «gracias a los menores tipos de interés, que están permitiendo reducir el coste de la deuda, la buena marcha de los ingresos y de la evolución de la ejecución presupuestaria, una gestión más eficiente de la Tesorería y el cumplimiento por parte de varias Comunidades Autónomas de los requisitos fiscales y financieros necesarios para acceder a financiación de mercado y recuperar su autonomía financiera».

Los menores costes de la deuda y las menores necesidades financieras de las CCAA han permitido al Tesoro reducir sus necesidades

El Tesoro Público ya realizó en 2018 un movimiento similar, cuando recortó las emisiones netas inicialmente previstas en 5.700 millones de euros, lo que se tradujo, según aduce la institución, en un ahorro de 1.500 millones en el pago de intereses.

La institución se ha beneficiado en este primer tramo de año de un escenario de tipos de interés más favorable, al haberse alejado la posibilidad de una subida de tipos en la Eurozona hasta al menos 2020. Si el Gobierno había planteado sus presupuestos -finalmente rechazados por el Parlamento- con una previsión del coste medio del bono a 10 años del 1,6%, lo que contrasta con el 1,08% en que se intercambia actualmente esta referencia en el mercado secundario.

En estas circunstancias, el Tesoro Público se ha mostrado especialmente activo en este primer tramo del año y ya ha colocado títulos por importe de 51.652 millones de euros, lo que, con el nuevo plan de emisiones, representa más del 42% de las emisiones previstas a medio y largo plazo para todo el año. Además, ha cosechado algunos éxitos destacados con la colocación de dos emisiones sindicadas a 10 y 15 años que se han saldado con demandas récord, para ambos plazos, para un bono soberano en euros desde la creación de la moneda común.

Pese a que el Estado no ha logrado en estos primeros meses ninguna mejora del rating por parte de las principales agencias de calificación, la deuda española ha disfrutado de un llamativo atractivo entre los inversores internacionales, lo que, según destacan desde el Ministerio de Economía, refleja » la confianza de los inversores internacionales en la economía española y refuerza el papel del Tesoro Público del Reino de España como un emisor de referencia».

En este escenario, el coste medio de la deuda en circulación ha seguido reduciéndose en los primeros meses del año, hasta situarse por debajo del 2,4%, constituyendo un nuevo mínimo histórico. Asimismo, el coste medio de las nuevas emisiones también se ha reducido respecto al cierre de 2018, situándose en el 0,6%. Finalmente, la vida media de la deuda en circulación se mantiene en 7,4 años en 2019, en línea con el alargamiento logrado en 2018.