Economía | Empresas

Ryanair gana un 29% menos tras disparar sus gastos en personal y combustible

La aerolínea elevó un 6% sus ingresos, hasta los 7.562,9 millones, pese a sufrir un recorte del 7% de sus tarifas medias de billete

logo
Ryanair gana un 29% menos tras disparar sus gastos en personal y combustible
Ryanair recorta un 29% su beneficio por el aumento de los costes.

Avión de Ryanair.

Resumen:

Ryanair ha vivido un año muy complejo y los números dan buena cuenta de ello. La aerolínea irlandesa se ha enfrentado en su último año fiscal -concluido el pasado 31 de marzo- a un entorno muy difícil, en el que a la fuerte competencia en el sector se han unido el repunte de los precios del combustible y la intensa conflictividad laboral, que han supuesto un golpe notable al modelo de negocio del grupo.

El resultado es que Ryanair cerró el año con un beneficio neto de 1.024,5 millones de euros, una cifra un 29% inferior a la del ejercicio anterior, pese a incrementar sus ingresos un 6%, hasta los 7.562,9 millones de euros. Este incremento de la cifra de negocio, sin embargo, se vio claramente anulado por el aumento de los costes, que ascendieron a 6.375,3 millones, un 16% más que un año antes.

Este incremento del gasto se explica, principalmente por el impulso del 23% que ha experimentado la inversión en combustible, que alcanzó los 2.343,7 millones de euros, y la de personal, que se ha disparado un 28%. También crecen un 19% los costes en mantenimiento, frente al 20% que se reducen los costes de alquiler.

En concreto, los costes unitarios por combustible aumentaron un 5%, a lo que se une un alza de 200 millones de euros en los gastos de personal (incluido la subida salarial del 20% de sus pilotos) y un incremento de 50 millones de euros por el impacto de las huelgas de control en Europa.

Durante su último ejercicio, la factura petrolera de Ryanair aumentó en 440 millones de euros, si bien la compañía cuenta con coberturas para el 90% de cara al ejercicio 2020 y del 35% para el primer trimestre de 2021.

La compañía cuenta con coberturas de hasta el 90% sobre su factura petrolera para el presente año

Pese al recorte del beneficio, el consejero delegado del grupo, Michael O’Leary, ha transmitido tranquilidad ante unas cuentas que están «en línea con sus previsiones» y ha querido poner en valor el fuerte crecimiento del tráfico de pasajeros (+7%) en el ejercicio, hasta los 139,1 millones, que se vio impulsado por el incremento de la capacidad en las rutas de corta y media distancia. Esta mayor actividad permite también compensar la caída del 6% de las tarifas medias, que caen hasta los 37 euros.

Entre los puntos alentadores en los resultados de la firma irlandesa también resalta el repunte del 19% de su volumen de negocio por ventas de servicios auxiliares a bordo (‘ancillary’), hasta rozar los 2.400 millones de euros.

En estas cuentas no se incluye el resultado de su filial austriaca LaudaMotion, de la que adquirió en julio un 75% y que desde enero le pertenece al 100%. Según ha adelantado Ryanair, el grupo fundado por el expiloto austriaco de Fórmula 1 Niki Lauda, registró unas pérdidas de 139,5 millones de euros. Con su actividad, el grupo Ryanair alcanzó los 142 millones de viajeros.

LaudaMotion entra en su segundo año con una flota más grande de 23 aviones A320 y el objetivo de alcanzar los seis millones de pasajeros anuales. La compañía cuenta con acuerdos para incrementar su flota a 35 aviones para 2020 y espera lograr más de 8 millones de pasajeros en su tercer año, además de ser rentable.

Asimismo, la compañía ha detallado sus planes de crecimiento para su filial Ryanair Sun, ahora renombrada como Buzz, que se ha hecho cargo de su base en Polonia, desde donde ofrece vuelos chárter con cinco aviones y espera contar con 25 aeronaves en este mercado para el ejercicio fiscal 2020. En su primer año de operaciones, Buzz logró un beneficio modesto.

Confianza en los Boeing 737 MAX

Ryanair ha retrasado la entrega de sus primeros cinco aviones 737 MAX hasta el invierno, decisión sujeta a la aprobación regulatoria necesaria que levante el veto al modelo de Boeing en Europa.

«Seguimos teniendo la mayor confianza en estas aeronaves que tienen un 4% más de asientos, son un 16% más eficientes en combustible y generan un 40% menos de emisiones de ruido», ha señalado O’Leary, que incide en la capacidad de la compañía para reducir sus costes unitarios, aunque admite que el retraso en las entregas significa no permitirá ningún beneficio añadido hasta 2021 vinculado a la eficiencia de la flota.

Ryanair generó una caja de 2.000 millones de euros, aunque destinó 1.500 millones a gastos de capital principalmente por inversiones de flota. Como resultado, su deuda neta aumentó hasta los 449,5 millones de euros.

Ryanair augura una evolución plana de sus beneficios el presente ejercicio, por la competencia en tarifas

Por otro lado, la junta directiva de la compañía ha aprobado la recompra de acciones por valor de 700 millones de euros, un proceso que comenzará a finales de esta semana y se extenderá hasta doce meses. Con ello, la compañía habrá devuelto a los accionistas casi 7.000 millones de euros desde el año 2008.

De cara al ejercicio 2020, en el que el grupo incluirá a LaudaMotion para ofrecer ya cuentas consolidadas, la compañía se mantiene «cautelosa» en lo que se refiere a la evolución de las tarifas. No obstante, prevé que el tráfico de pasajeros crezca un 8% para alcanzar los 153 millones de pasajeros.

Dando por hecho que sus ingresos por pasajero suban un 3%, Ryanair estima que las ganancias del grupo sean planas en términos generales, de forma que oscilen entre los 750 millones de euros (si sus ingresos unitarios por pasaje crecen un 2%) y los 950 millones de euros (si suben un 4%). No obstante, Ryanair constata que las reservas del primer semestre están ligeramente por delante del año pasado, con tarifas más bajas, y espera que esta tendencia continúe durante el actual ejercicio.

La compañía matiza que estas estimaciones dependen en gran medida de cómo evolucionen las tarifas en el verano y que no haya factores externos ni negativos vinculados al Brexit.

Las acciones de Ryanair subían este lunes a media mañana cerca de un 1,5% y borran así las pérdidas acumuladas en el año.