Economía | Empresas

Ryanair se enfrenta a una nueva oleada de huelgas en España en las próximas semanas

logo
Ryanair se enfrenta a una nueva oleada de huelgas en España en las próximas semanas
Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair. Efe

Resumen:

Ryanair afronta otra oleada de huelgas en España. Los sindicatos de azafatos del gigante del bajo coste han activado el procedimiento para convocar varias jornadas de paros en las primeras semanas de enero por seguir sin aplicar las leyes laborales españolas a sus trabajadores con base en España.

Los sindicatos USO y SITCPLA han registrado en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) el documento previo a la convocatoria de las jornadas de huelga, en principio previstas para la primera quincena de enero. Aún no se conocen las fechas concretas, pero los sindicatos advierten de que serán al menos tres jornadas de paros.

Ambos sindicatos habían dado a la compañía un ultimátum hasta las tres de la tarde para que se comprometiera a dejar de utilizar sociedades interpuestas para contratar azafatos. La dirección de Ryanair no se ha plegado al ultimátum, y los sindicatos responden formalizando el primer paso para convocar nuevas huelgas.

Ryanair afronta otra oleada de huelgas en España. Los sindicatos de azafatos del gigante del bajo coste han activado el procedimiento para convocar varias jornadas de paros en las primeras semanas de enero por seguir sin aplicar las leyes laborales españolas a sus trabajadores con base en España.

Los sindicatos USO y SITCPLA han registrado en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) el documento previo a la convocatoria de las jornadas de huelga, en principio previstas para la primera quincena de enero. Aún no se conocen las fechas concretas, pero los sindicatos advierten de que serán al menos tres jornadas de paros.

Ambos sindicatos habían dado a la compañía un ultimátum hasta las tres de la tarde para que se comprometiera a dejar de utilizar sociedades interpuestas para contratar azafatos. La dirección de Ryanair no se ha plegado al ultimátum, y los sindicatos responden formalizando el primer paso para convocar nuevas huelgas.

“Agotado el plazo que USO y SITCPLA le dieron a Ryanair para rectificar sobre su comportamiento absurdo e infantil, rozando la más pueril de las pataletas, al no querer suscribir el documento preacordado entre ambas partes en la Dirección General de Trabajo, los sindicatos que representan a los trabajadores de Ryanair en España han decidido registrar en el SIMA la papeleta para celebrar varias jornadas de huelgas en las primeras semanas de enero”, sostienen ambos sindicatos en un comunicado.

“Desde SITCPLA y USO esperamos que la empresa recapacite y se avenga al fin a cumplir la legislación española. Lucha que, de nuevo, será asumida por los trabajadores sin el apoyo y presión de los ministerios implicados y de la Presidencia del Gobierno, que, salvo la labor mediadora ejercida con guante blanco por la Dirección General de Trabajo, no han tomado las medidas oportunas para decirle a Ryanair, simplemente, que tiene que cumplir la ley en el país en el que opera y del que obtiene gran parte de sus beneficios en Europa”, denuncian ambas organizaciones sindicales.

USO y Sitcpla exigen la “eliminación progresiva” de las agencias Crewlink y Workforce, utilizadas por Ryanair para mantener contratados “en fraude de ley” a la mayoría de los tripulantes de cabina con los que opera en España. “Éste de las agencias es el principal escollo que Ryanair se niega a salvar tras haber celebrado una serie de discretas reuniones de los letrados de ambas partes en los últimos días, con la mediación de la Dirección General de Trabajo, que parecían haber fructificado en un documento acordado que finalmente la empresa se ha negado a ratificar”.

Ambos sindicatos proponen trasvasar de manera progresiva a los tripulantes de cabina, por orden de antigüedad, de las agencias a las plantilla de la compañía, así como la creación de una ETT que se ajuste a la legalidad española para realizar contrataciones temporales en caso de ser necesario con “las mismas condiciones de trabajo que en la empresa principal”.