Economía | Empresas

Ryanair amenaza con recortar vuelos y cerrar bases tras ganar un 7% menos por las huelgas y el petróleo

El gigante del bajo coste registra un beneficio de 1.195 millones en seis meses, pero aún no contabiliza las pérdidas extraordinarias de unos 150 millones tras comprar Laudamotion.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair. efe

Ryanair ya anticipó hace unas semanas que iba a empezar a notar claramente en sus cuentas el impacto de las huelgas que ha venido registrándose en su plantilla y también el encarecimiento del combustible. El gigante del bajo coste anunció una revisión a la baja de su previsión de beneficio para el conjunto de su año fiscal, y a mitad del ejercicio ya se nota que la nueva estimación estaba justificada.

Ryanair registró un beneficio neto de 1.195 millones de euros en los seis primeros meses a su año fiscal (su semestre concluyó en el 30 de septiembre), un 7% menos que el año anterior. Una caída que la compañía vincula especialmente con las huelgas por pilotos y azafatos, con el coste de las indemnizaciones que debe pagar a los pasajeros por las cancelaciones y con el aumento de la factura de combustible por el encarecimiento del petróleo.

En estos resultados semestrales no se contabiliza el impacto de las pérdidas extraordinaria que el grupo sufrirá en el conjunto de su año fiscal por la compra del 75% de Laudamotion -antigua Niki- y por las inversiones que realizará para su relanzamiento. Unas pérdidas que el grupo reconoce que han sido de 45 millones hasta ahora (así que la caída del beneficio semestral será de un 10%) y que serán de cerca de 150 millones de euros adicionales este año.

A pesar de reducir los beneficios por el aumento de los costes, la compañía ha conseguido elevar sus ingresos un 8%, hasta los 4.790 millones en seis meses, y también ha seguido elevando su cifra de pasajeros, un 6% más hasta 76,6 millones. En un periodo en que rebajó la tarifa media que cobra a sus clientes un 3%.

Como hace de manera recurrente, Ryanair auguró que en los próximos meses quebrarán varias compañías aéreas por la subida del petróleo y el exceso de oferta de vuelos actual, al tiempo que subraya los recortes de capacidad que están ejecutando grandes grupos europeos. En esta ocasión, la compañía amenaza con sumarse al hachazo.

“Esperamos más quiebras este verano y no podemos descartar nuevos recortes de capacidad o cierre de bases en Ryanair si los precios del petróleo suben o los precios aéreos caen aún más”, sostiene la compañía. “A medio plazo, esta consolidación creará oportunidades de crecimiento para Ryanair”.

Beneficios a la baja en el año

Ryanair recortó hace tres semanas su previsión de beneficio anual un 12%, y ha rebajado su objetivo a una horquilla entre los 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a la anterior estimación que oscilaba entre los 1.250 y los 1.350 millones para todo el ejercicio.

Una revisión a la baja (profit warning) que la compañía achaca a la caída del tráfico por los paros convocados por azafatos y pilotos, a la rebaja de los precios de sus billetes que ha tenido que hacer para recuperar la confianza de sus clientes por las huelgas (en su segundo trimestre el precio ha caído un 3%, cuando preveía un aumento del 1%); a que los costes en indemnizaciones a los clientes por los vuelos cancelados y por los retrasos se han disparado; y también a la subida de los precios del combustible por el alza del petróleo (la factura por combustible crecerá en 460 millones, 30 millones más que lo previsto hasta ahora).

La nueva previsión de beneficio implica un descenso de entre el 17% y el 24% en relación al beneficio récord de 1.450 millones alcanzado en el ejercicio anterior (los años fiscales de la aerolínea van del 1 de abril al 31 de marzo de cada año). En la nueva previsión la compañía no se tiene en cuenta las pérdidas extraordinarias de en torno a 150 millones que registrará Laudamotion, la nueva filial del grupo tras adquirir un 75% del capital, y que también acabarán reflejándose en las cuentas anuales.

Comentar ()