Economía

¿Qué va a pasar ahora con mi móvil Huawei?

logo
¿Qué va a pasar ahora con mi móvil Huawei?

Logo de Huawei en un evento. EFE

Resumen:

En la noche de este domingo Google confirmó que deja de trabajar con Huawei. Básicamente, esto significa que uno de los mayores fabricantes de teléfonos del mundo, con una cuota de mercado muy importante en todo el mundo, se queda sin su proveedor de sistema operativo, una parte esencial del software de cualquier dispositivo.

El gigante de internet cumple así con lo marcado por la orden ejecutiva firmada la pasada semana por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ponía a Huawei en la lista negra de compañías vetadas como consecuencia de la guerra comercial que mantienen EEUU y China.

Según esta norma, las compañías norteamericanas tienen prohibido comerciar con Huawei si no cuenta con un permiso especial del Departamento de Comercio que, es evidente, Google no ha podido conseguir. ¿Es un problema para el fabricante chino? Sí, pero no tan grave como podría parecer.

¿Qué va a pasar ahora con mi móvil Huawei?

Absolutamente nada. Seguirá funcionando con total normalidad, ya que la ruptura en las relaciones afectará a partir de ahora. Es decir, el dispositivo operará con normalidad pero no recibirá las actualizaciones del sistema operativo, por lo que se quedará viejo en menos tiempo.

Por suerte para Huawei, Android es un software de código abierto que está publicado en internet para que cualquiera pueda utilizarlo e incluso hacer modificaciones. De hecho, el Android que tienen los móviles Huawei en España es diferente al que tienen usuarios de otros países, aunque las diferencias son pequeños matices.

El gigante de Shenzhen, además, ya veía venir una decisión de este tipo y tienen desarrollado un sistema operativo propio, con el que ya funcionan en China, al que se le pueden hacer modificaciones en caso de que sea necesario.

¿Me compro un móvil Huawei?

Esto ya es otra cosa. El hecho de que Google deje de trabajar con Huawei significa que el teléfono se quedará obsoleto mucho antes, debido a que no recibirá las actualizaciones del sistema operativo que sí tendrán los usuarios de otros fabricantes.

Eso significa que las aplicaciones dejarán de funcionar con el tiempo porque, por ejemplo, Spotify se irá actualizando con normalidad y llegará un punto en que tendrá una versión muy actual que será incompatible con un Android viejo.

Evidentemente, esta decisión de Google va a ser un golpe a las ventas de smartphones de Huawei, una parte importantísima de su negocio. Su apuesta por los terminales de gama alta, con el P30 y el plegable Mate X le ha dado enormes beneficios hasta el punto de ponerse a la altura de Samsung en este segmento.

¿Qué va a hacer Huawei ahora?

Lo cierto es que el fabricante chino tiene muy pocas opciones. De momento, ya han afirmado que seguirán «proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los dispositivos Huawei y Honor (la marca blanca de móviles) tanto a los que ya se han vendido como a los que están en stock».

«Seguiremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible», explica el comunicado enviado en la mañana de este lunes por la compañía.

A Huawei no le queda otra que tratar de exprimir al máximo el código abierto de Android y seguir avanzando en su propio sistema operativo para tratar de sortear el fuerte golpe que supone la decisión de Donald Trump.

¿Qué pasa con Google Maps, YouTube o Chrome?

Esto sí es un problema. Google no sólo es el creador de Android que, mal que bien, es una situación que puede sobrellevarse. El problema es que aplicaciones propiedad del gigante de Mountain View como Maps, YouTube o Chrome, que son muy utilizadas en el día a día de cualquiera, también se van a ver afectadas.

«Huawei no va a tener acceso a aplicaciones y servicios de Google», explicaban a Reuters fuentes de Google en la noche de este domingo.

Es una consecuencia lógica, pues Gmail o YouTube son propiedad de Google tanto como la versión oficial de Android, por lo que se ven afectadas de la misma manera. En los móviles que ya están en el mercado la empresa estadounidense mantendrá la protección que tiene un servicio como Google Play Store, el contenedor de apps, pero en un futuro cercano los Huawei no tendrán Gmail o Chrome.

¿Por qué Trump ha vetado a Huawei?

El veto de Trump a Huawei es una decisión política y, como tal, es reversible. Igual que firmó una orden ejecutiva, ahora bien podría hacer lo contrario, ya que las conversaciones para acabar de una vez por todas con la guerra comercial pueden retomarse.

En términos comerciales, y así lo han apuntado numerosos analistas, el enfrentamiento que mantienen Washington y Pekín es malo tanto para las dos potencias como para la economía del resto del mundo.

Estos choques, en cualquier caso, son sólo un factor de una cuestión mayor: qué país tiene la hegemonía mundial en los próximos años. El peso que tiene Huawei en las telecomunicaciones y en el desarrollo de redes 5G, una tecnología que va a cambiar internet y los dispositivos conectados, ha asustado a Trump hasta el punto de que ha decidido acusar al gigante chino de ser un títere en manos de su Gobierno que espía las comunicaciones estadounidenses.

Si tengo un Huawei, ¿puedo reclamar?

Cuando una compañía tecnológica vende un dispositivo no sólo ofrece el hardware, también el software con el que opera. Es normal que un usuario que se acaba de gastar 1.000 euros en un P30 haya recibido la noticia de este lunes con algo más que preocupación.

«Huawei debe facilitar a sus clientes una solución en caso de que el sistema operativo Android no actualice los móviles», explican desde Legálitas. «Los perjudicados siempre tendrían derecho a reclamar una solución para que sus terminales puedan funcionar correctamente», dicen.

Para ello, tendrían que «presentar una reclamación escrita a la marca y, en caso de no hallar solución, poner los hechos en conocimiento de los organismos de consumo competentes».