Economía

China ignora el veto a Huawei y concederá licencias comerciales del 5G “pronto”

logo
China ignora el veto a Huawei y concederá licencias comerciales del 5G “pronto”

Cartel de Huawei anunciando la llegada del 5G. EFE

Resumen:

Por muchos vetos que uno le quiera poner, la maquinaria industrial china es tan poderosa que supera todos los obstáculos. Ha tardado, pero Donald Trump lo está descubriendo según pasan los días y su coto a Huawei, el gigante de las telecomunicaciones llamado a dominar el sector a nivel mundial, ha perdido gran parte de su efecto.

China, lejos de amedrentarse porque Estados Unidos ponga palos en las ruedas de Huawei, ha redoblado su apuesta por tener lo antes posible el famoso 5G funcionando a pleno rendimiento. Según publica el diario oficial del Partido Comunista chino, el Periódico del Pueblo, las licencias para el 5G comercial se van a empezar a conceder “pronto”.

Así lo ha asegurado el Ministerio de Industria e Información Tecnológica, que es el regulador de las redes de comunicación en el país. “Vamos a otorgar las licencias para uso comercial del 5G muy pronto”, reza la escueta nota, para que más, que es un dardo directo a la Administración Trump.

Está claro que Estados Unidos es la primera potencia del mundo, pero su influencia en Europa y en Asia es cada vez menor. Ni los dominadores tecnológicos asiáticos, Japón y Corea del Sur, ni la Unión Europea han secundado la decisión de Trump y, de hecho, han seguido un camino inverso reforzando en algunos casos las relaciones con Huawei.

Según informaba Reuters esta semana, el gigante de Shenzhen ha abierto un nuevo centro de investigación del 5G en el distrito de Junggu, en pleno centro de Seúl, que tendrá una inversión de 5.000 millones de dólares, casi 4.500 millones de euros. La inauguración del laboratorio se hizo con discreción, sin publicar la dirección exacta y sin invitar a los medios de comunicación al acto.

Ese nivel de secretismo no puede sorprender. Corea del Sur es el mayor aliado de Estados Unidos en la región, con el apoyo que han proporcionado los diferentes gobiernos norteamericanos al Ejecutivo surcoreano en su guerra fría contra sus vecinos del Norte.

Impulso para la economía

La economía china, siempre en busca de nuevos motores que ayuden a mantener el increíble nivel de crecimiento de los últimos años, va a recibir un buen empujón cuando el 5G esté a pleno rendimiento.

Según las previsiones de la Academia China de Tecnología de la Información y la Comunicación, la industria del 5G va a generar alrededor de 950.000 millones de dólares, poco más de 850.000 millones de euros, antes del años 2030, además de generar más de ocho millones de empleos.

Ese acelerón en las redes 5G ayudará a Huawei a compensar los ingresos que se van a perder por la caída en las ventas de móviles. Pese a que la compañía ha afirmado que los niveles están ya recuperándose tras el batacazo de la primera semana post veto, lo cierto es que han decidido ralentizar las líneas de producción y el objetivo de superar a Samsung como número uno a nivel mundial para 2020 ya está en entredicho.