Economía | Empresas

Eléctricas y gasistas pierden 3.150 millones en bolsa por el recorte que prepara la CNMC

logo
Eléctricas y gasistas pierden 3.150 millones en bolsa por el recorte que prepara la CNMC
Torres de electricidad.

Torres de electricidad. ree

Resumen:

Los grandes del sector eléctrico y del gas natural en España se preparan para lo que será un hachazo millonario en lo que cobran por sus redes de distribución y de transporte. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ultima la apertura de la consulta pública sobre su propuesta de retribución para los próximos años y en ella se contempla un recorte de los pagos que se situará entre los 550 y los 600 millones de euros anuales en su conjunto.

La rebaja de las retribuciones no serán inmediatas porque se aplicarán en el caso de las redes eléctricas en el periodo 2020 y 2025 y en el de las rede gasistas entre 2021 y 2026. Pero la propuesta de la CNMC, que no es definitiva, ya ha tenido efectos palpables en las cotizaciones en bolsa de las empresas afectadas por la medida. Las grandes energéticas han perdido más de 3.150 millones de euros de su capitalización en una jornada negra.

Las compañías que han sufrido las mayores caídas son las más expuestas al sector del gas. Enagás, el gestor de la red de grandes gasoductos de España, ha caído este jueves un 4,3%, y Naturgy, el grupo con una red de distribución gasista más amplia del país, se ha dejado un 3,37%.

Los números rojos también afectan a las compañías volcadas en las redes eléctricas o con presencia en el sector de la luz. Red Eléctrica, que opera la red de alta tensión, ha registrado un descenso del 1,69%, mientras que Iberdrola ha caído un 0,75%, Endesa se ha dejado un 0,68% y Acciona también ha perdido 0,87%.

La circulares aprobadas por la CNMC, que aún no se han hecho públicas, incluirán fuertes recortes de las retribuciones que cobran las compañías por gestionar sus las redes y se cargan en el recibo de luz y en la factura del gas. El supervisor presidido por José María Marín Quemada propondrá tasa de retribución de las actividades de distribución y de transporte eléctricos esté en el entorno del 5,5%, lo que supone un recorte del 14% en relación a la tasa del 6,5% que cobran hasta ahora las eléctricas (distribuidoras) y REE (transporte).

Según fuentes del sector, la nueva guía de retribuciones que ha diseñado la CNMC supondría un recorte de los pagos que recibe REE por el transporte de electricidad en alta tensión de unos 80 millones cada año y un hachazo de 250 millones para las redes de distribución (las que llevan la electricidad hasta las casas), que en un 90% están controladas por las cinco grandes eléctricas –Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo-.

En el caso de las compañías gasistas, la propuesta de la CNMC supondrá un fuerte recorte. El marco actual conlleva una retribución financiera sobre el valor neto de los activos que se sitúa entre el 10% y el 11% (retribución financiera explícita e implícita), y el supervisor pretende rebajarla de manera progresiva hasta el entorno del 7%, según ha adelantado Cinco Días. En total, el hachazo para Enagás, Naturgy y otras distribuidoras de gas como Redexis puede rondar los 200 millones de euros al año.

La CNMC va a estrenar así sus nuevas competencias para fijar los marcos retributivos. En cualquier caso, la principal novedad de la propuesta de la CNMC no es en sí misma la rebaja de la retribución, sino el cambio de metodología para calcularla. Los pagos se ligan actualmente a la rentabilidad del bono a 10 años que emite el Tesoro español más un diferencial de 200 puntos, y la CNMC propone una nueva metodología basada en el coste medio ponderado del capital (WACC en inglés), que es la que utilizan de manera generalizada los reguladores europeos y que ha sido bien acogida por las compañías afectadas.

La metodología es aplaudida, pero no el cálculo final. Por ejemplo, las eléctricas han presentado informes de consultoras externas tratando de demostrar que es necesaria una retribución de las redes de distribución de luz del 7% para garantizar las inversiones futuras y Red Eléctrica apostaba por que se situara entre 6,2% y el 6,4%.