Economía

La banca se plantea encarecer sus hipotecas en Cataluña tras la subida de impuestos de Torra

La decisión de la Generalitat de elevar el impuesto del AJD hasta el 2% fuerza a las entidades financieras a plantearse sus estrategias hipotecarias

La banca se plantea encarecer sus hipotecas en Cataluña tras la subida de impuestos de Torra.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), junto al vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès. EFE

Cataluña amenaza con romper la unidad del mercado hipotecario español. La decisión de Govern de elevar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) al 2% ha llevado a las entidades financieras a plantearse una ruptura con la uniformidad de sus ofertas en todo el territorio nacional.

«Si tienes que pagar un 0,5% en unas regiones y en otra un 2%, ¿qué sentido tiene mantener una oferta común en todo el país?», se cuestionan fuentes del sector financiero consultadas por este periódico. Este mensaje coincide con el lamento lanzado el mismo martes por la Ceca, una de las pocas voces autorizadas del sector en pronunciarse abiertamente sobre la medida: «Este tipo de medidas que incrementan las distorsiones y diferencias impositivas en función del territorio en el que se opera no son deseables porque dificultan la armonización en el mercado nacional», indicaba la patronal de las cajas de ahorro. «Va en contra del mercado único», advierten otras fuentes.

El lamento es bastante extendido en el sector, aunque la mayoría de las entidades prefieran no pronunciarse sobre la decisión del Ejecutivo presidido por Joaquim Torra. Cataluña se encontraba ya en el grupo de las comunidades autónomas que cobraban un AJD más elevado, del 1,5%. Y con la decisión de este martes se destaca como la que aplica la mayor tasa en el país, con un encarecimiento del impuesto de 50 puntos básicos que representa un golpe notable para la banca -principalmente para las entidades más arraigadas en el mercado catalán-, responsable de abonar esta tasa desde el pasado noviembre.

Cataluña es el tercer mayor mercado hipotecario de España, con un 16% de las nuevas hipotecas constituidas

No en vano, Cataluña es, según los últimos datos del INE, correspondientes al mes de abril, el tercer mayor mercado hipotecario de España, sólo por detrás de Andalucía y la Comunidad de Madrid, con alrededor de un 16% de los nuevos créditos hipotecarios constituidos en el país.

Sobre una hipoteca media en España -que se sitúa en el entorno de los 125.000 euros- la subida del AJD supondría un incremento de los costes de unos 770 euros, en el caso de hipotecas a tipo variable y los 790 euros en el caso de las de tipo fijo. Y este encarecimiento sería aún más reseñable en saldos más elevados -en Cataluña el importe medio de los préstamos hipotecarios se aproxima a los 140.000 euros. Un coste que los bancos se ven obligados a asumir de forma inmediata. Sin ir más lejos, la Generalitat espera captar casi 82 millones de euros al año con la subida de esta tasa.

MyInvestor, por ejemplo, estima en algo más de 1.000 euros el impacto que supone la subida del AJD para sus hipotecas en Cataluña. El neobanco perteneciente a Andbank España se ha comprometido a mantener inalterados sus precios en toda España, pero reconoce que algunas entidades podrían optar por un encarecimiento de sus créditos hipotecarios. «Si bien es cierto que el AJD es un impuesto que actualmente asume la banca, algunas entidades podrían trasladar este coste elevando el precio de las  hipotecas», ha explicado Beatriz Sevilla, responsable del negocio hipotecario de la entidad, una de las más competitivas en este mercado.

Y es que ente este panorama el sector se ve de nuevo ante la tesitura de decidir si absorbe los nuevos costes, castigando así sus ya maltrechos márgenes, o los traslada al cliente mediante una subida de los tipos que aplica a las hipotecas. Es ante esta disyuntiva que varias entidades reconocen haberse cuestionado la posibilidad de romper la simetría de su oferta, encareciendo los créditos en las regiones que aplican un AJD más elevado, como es el caso de Cataluña. «Lógicamente, la posibilidad ha estado sobre la mesa. Todos nos hemos visto obligados a plantearnos cómo vamos a afrontar esta subida de los costes», reconocen en una entidad muy activa en el mercado hipotecario.

Las entidades reconocen que encarecer sus ofertas en una única región podría tener costes de imagen

No obstante, las mismas fuentes admiten que un paso de este tipo resultaría muy controvertido y podría generar un daño importante a la imagen de las entidades que optaran por esta solución, por lo que ven difícil que acaben por producirse esas ofertas asimétricas en las distintas regiones del país.

Otra cuestión es que este tipo de medidas no acabe resultando en un encarecimiento de la oferta general. «Es difícil hacer pronósticos. Dependerá de las estrategias de cada entidad en un mercado que se está mostrando muy competitivo«, indican fuentes financieras, que reconocen, no obstante, que los últimos acontecimientos en el mercado hipotecarios están suponiendo para las entidades un notable aumento de los costes y de la percepción de riesgos que justificaría un repunte de los tipos hipotecarios.

Un impuesto polémico

Sin ir más lejos, el Banco de España indicaba recientemente en un informe que entre noviembre de 2018 y el pasado abril los tipos de las hipotecas experimentaron un repunte de unos 30 puntos básicos, que el supervisor achacaba a una adaptación de las entidades a los cambios impuestos por la nueva ley hipotecaria, que finalmente entró en vigor el 17 de junio.

El impuesto del AJD ha sido uno de los grandes caballos de batalla para la banca en el último año, después de que una sentencia del Supremo estableciera el pasado octubre que, contra lo que venía siendo práctica habitual hasta entonces, eran los bancos y no los clientes quienes debían correr con este gasto, que representa en torno al 70% de los costes de constitución de una hipoteca. Aunque el Alto Tribunal acabó anulando su propia decisión, la polémica generada llevó al Gobierno de Pedro Sánchez a establecer, a través de un decreto ley, que sería el sector financiero el que definitivamente abonaría este impuesto, además de otros gastos ligados a las hipotecas.

Te puede interesar

Comentar ()