Economía | Empresas

Telefónica planea jubilaciones forzosas de mayores de 65 años para contratar a jóvenes

La teleco quiere incluir en el nuevo convenio colectivo una cláusula que le permita forzar la salida de algunos empleados y ligarla a la entrada de menores de 35 años.

logo
Telefónica planea jubilaciones forzosas de mayores de 65 años para contratar a jóvenes
La sede central del Grupo Telefónica, en Madrid.

La sede central del Grupo Telefónica, en Madrid. ep

Resumen:

Telefónica ya ha puesto sobre la mesa de negociación con los sindicatos una propuesta global para cerrar un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo de sus empresas en España. Una oferta que incluye subidas de la masa salarial (del 1,5% al año durante tres años), garantías de empleo, restricciones a la movilidad geográfica de los trabajadores… Y también un plan de bajas voluntarias para mayores de 53 años con el que la compañía pretende un recorte de plantilla exprés de entre 2.800 y 3.000 empleados en apenas un mes.

La compañía plantea fichar un joven por cada jubilado. Los sindicatos piden que sean dos contratos por cada salida

En la propuesta formal planteada a las organizaciones sindicales por la dirección Telefónica también ha incluido una cláusula nueva, y que los sindicatos aseguran que no esperaban, que permitiría a la compañía a forzar la jubilación de los empleados según vayan cumpliendo los 65 años para, a cambio, contratar a nuevos trabajadores jóvenes, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de las negociaciones.

Telefónica vincula este plan de jubilaciones forzosas con su compromiso de creación de empleo y de incorporación de talento a la compañía. La dirección de la teleco plantea contratar un nuevo empleado joven por cada jubilado forzoso, pero los sindicatos UGT y CCOO están de acuerdo en pedir duplicar la creación de empleos por esta vía y que sean dos contratados por cada jubilado.

Según estimaciones de los sindicatos, actualmente Telefónica cuenta en su plantilla con unos 400 empleados que ya han cumplido la edad de jubilación que podrían verse afectados por esta fórmula de salida propuesta por la compañía. Durante la vigencia del convenio, que se alargaría hasta 2021 con opción de una prórroga de otro año más, esa cifra podría duplicarse y alcanzar los 800 empleados con más de 65 años.

Recorte de plantilla exprés

Telefónica ultima la puesta en marcha de un nuevo plan de bajas voluntarias para mayores de 53 de años con los que la teleco pretende facilitar la salida de entre 2.800 y 3.000 trabajadores de su plantilla en España. Y el grupo pretende que el recorte de plantilla sea exprés y que se ejecute por la vía rápida.

La dirección de la compañía ofrece los empleados de más de 53 años y con al menos 15 años de antigüedad (en total unos 5.000 en toda la plantilla) puedan apuntarse al plan de bajas incentivadas sólo hasta el 31 de octubre y que sea ésa la fecha prevista para dejar la empresa, según confirman fuentes sindicales a El Independiente. Los que cumplan los 53 años en noviembre o en diciembre dejarían la compañía en el mes de su aniversario.

La estimación de la compañía es que de los 5.000 trabajadores que cumplen las condiciones para apuntarse, finalmente salgan entre 2.800 y 3.000 empleados gracias al nuevo programa de bajas voluntarias (denominado formalmente Plan de Suspensión Individual, PSI). Los trabajadores que se sumen al plan mantendrán un 68% de su sueldo bruto y el seguro médico privado y la compañía pagará sus cotizaciones a la Seguridad Social hasta su jubilación efectiva y realizará las aportaciones obligatorias a su plan de pensiones.

Los sindicatos de la compañía no ocultan sus dudas sobre la capacidad de la compañía para gestionar todos los trámites administrativos de miles de bajas en sólo unas semanas, pero dan por bueno el plan de salidas por tratarse de ser al 100% voluntarias y sin vetos. La entrada en vigor del plan de bajas voluntarias está supeditada a la firma de un acuerdo para el nuevo convenio colectivo de las filiales españolas de Telefónica, pero tanto dirección como sindicatos ven factible poder firmar un pacto a finales de este mes.

1.600 millones para pagar las bajas

Telefónica desveló ayer que calcula que gastará unos 1.600 millones de euros para financiar el nuevo plan de salidas y la estimación es que el recorte de plantilla le proporcionará unos ahorros en costes laborales de 220 millones al año a partir de 2021. El importe de coste de las bajas está en línea con las provisiones acumuladas por la operadora para cubrir el anterior plan de prejubilaciones, al que durante tres años se acogieron unos 6.500 empleados y para el que la compañía ha destinado 3.800 millones de euros.

Telefónica España reedita así la fórmula prejubilaciones voluntarias que lleva utilizando desde 2015 y que ha ido prorrogando desde entonces en varias ocasiones. En esta ocasión no se activará la reducción de plantilla con una prórroga del anterior plan, sino que se tratará de un plan nuevo.

Las filiales afectadas por la nueva oleada de prejubilaciones serían Telefónica España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones, en las que el grupo concentra su actividad comercial en el mercado nacional. Actualmente en todas ellas trabajan cerca de 22.000 personas (más otros 4.000 empleados fuera del convenio colectivo).

El nuevo convenio

El nuevo PSI se enmarca en la negociación del nuevo convenio colectivo para las tres grandes filiales españolas. Sin acuerdo para el convenio, no hay plan de bajas. Telefónica también ha presentado su propuesta con medidas para incluir en el futuro convenio, aceptando cláusulas reclamadas por los sindicatos, que ven cercano el acuerdo a falta de algunos flecos.

Telefónica ofrece en el nuevo convenio, vigente desde el pasado enero y hasta final de 2021 (y con posibilidad de prórroga de un año), incrementos de la masa salarial del 1,5% cada año; garantías de empleo para que no haya despidos colectivos sin acuerdo previo; así como una cláusula para restringir la movilidad geográfica para que no haya cambios forzosos interprovinciales o interinsulares,

Asimismo, la dirección de Telefónica España propone mejoras de los pluses por hora trabajada para el turno de tarde (de 0,80 euros por hora más en 2020 y de 0,90 euros en 2021), subidas del importe de los cheques comida (de los 9 euros al día actuales a 10 euros el próximo año, y a 11 euros en 2021)… Los sindicatos aún echan en falta pagos por productividad que habían reclamado y que la compañía no ha incluido en su oferta. La próxima reunión entre las partes está prevista para el próximo 20 de septiembre.