Economía | Empresas DOBLE OPERACIÓN PARA CRECER CON NUEVOS SOCIOS TECNOLÓGICOS

Red Eléctrica ya busca socios para vender parte de Hispasat y de su red de fibra óptica

El grupo tantea al Gobierno para comprar una mayoría de control de Hisdesat, la filial de satélites de defensa integrada en Hispasat.

logo
Red Eléctrica ya busca socios para vender parte de Hispasat y de su red de fibra óptica

Resumen:

Red Eléctrica está ya a las puertas de formalizar la compra de Hispasat. Tras la larguísima negociación y meses a la espera de todos los permisos preceptivos, el grupo comandado por Jordi Sevilla firmará la próxima semana la adquisición del 89,7% de la compañía de satélites que estaba en manos de Abertis por 933 millones. Una participación que, no obstante, puede reducirse en breve.

Red Eléctrica prepara una reestructuración de la ahora pujante de división de telecomunicaciones de la compañía como primer paso para una doble venta, con recortes en la participación de Hispasat y también en la filial que integra la red de 34.000 kilómetros de fibra óptica que alquila a terceros para dara entrada a socios industriales que aporten valor.

La cúpula de Red Eléctrica pretende plantear a su consejo de administración (previsiblemente en su reunión del próximo mes) agrupar todo el negocio de telecomunicaciones y de satélites bajo su filial Restel. Esta filial será la propietaria del casi 90% de Hispasat que absorberá la próxima semana y se pretende trasladar también la participación del 100% de la compañía de fibra óptica Reintel.

Una vez que tanto Hispasat como Reintel estén agrupadas bajo una misma sociedad (aunque como empresas independientes), el grupo procedería a abrir el capital a socios industriales. Dos vías están sobre la mesa, o vender parte de la matriz Restel o colocando parte del capital de cada una de ellas a socios tecnológicos, según confirman fuentes próximas a la dirección de la compañía.

Unas operaciones con las que Red Eléctrica pretende sumar a socios tecnológicos que hacer crecer sus respectivos negocios, y tras la que mantendría una posición mayoritaria en el capital de ambas empresas (en ambos casos, por encima del 50%).

En cualquier caso, desde Red Eléctrica se insiste en que no busca hacer caja con estas desinversiones, no quiere socios financieros, sino aliados industriales que le permitan abrir nuevos negocios, nuevas tecnologías y nuevos mercados geográficos tanto en el sector de los satélites como en el de las telecos.

En este sentido, la nueva dueña de Hispasat pretende dar un vuelco a su estrategia de futuro y no se conforma con el actual negocio de satélites geoestacionarios, sino que aspira a entrar de lleno en otras tecnologías, como los satélites de órbita baja (LEO) –ideales para desarrollar servicios de telecomunicaciones comunes, como internet o móvil- y los nanosatélites. En este ámbito, la compañía española ya ha mantenido contactos con el grupo canadiense Telesat para sellar una alianza.

Nuevos negocios en los que se estrenaría gracias a esos socios tecnológicos que busca o a través de otros tipos de alianzas con otras compañías. Hispasat presentará la próxima semana las líneas maestras de un nuevo plan estratégico que se desarrollarán en los próximos meses y entre las que figurarán la venta de paquetes conjuntos de satélite y fibra por parte de Hispasat y Reintel.

Reforzarse en defensa

Red Eléctrica también planea reforzar la presencia de Hispasat en el sector de los servicios satélites de defensa y seguridad. Los planes de la compañía pasan por elevar su participación en Hisdesat, la filial de satélites de defensa en que Hispasat tiene un 43%, hasta tener una posición mayoritaria y de control.

Red Eléctrica podría plantearlo abiertamente en el primer consejo de administración de Hispasat en el que participará la próxima semana. La compañía ya ha tanteado al Gobierno para conseguir su respaldo. El grupo habría planteado su intención de pasar a controlar Hisdesat al Ministerio de Defensa (que tiene un 30% en la filial de satélites militares a través de la sociedad Isdefe) y del holding estatal SEPI (que tiene un 20% de la propia Red Eléctrica), y ambos lo ven con buenos ojos.

En el capital de Hisdesat están como accionistas privados Airbus Defence & Space (con un 15%), Indra (con un 7%) y Sener (con el 5%). Red Eléctrica aún no ha decidido la fórmula a través de la que elevaría su participación, pero previsiblemente sería mediante la adquisición de los paquetes en manos de uno o varios de los socios privados.

Revolución en el consejo y la cúpula de Hispasat

Red Eléctrica prepara una auténtica revolución en la cúpula y en el consejo de administración de Hispasat. La compañía ejecutará la próxima semana un cambio total del consejo de la compañía y nombrará como nuevo consejero delegado a Miguel Ángel Panduro, un histórico de Hispasat y actual consejero delegado de Hisdesat.

El consejo de administración de Red Eléctrica Corporación aprobó este martes proponer a la junta de accionistas de Hispasat, que se celebrará el próximo 3 de octubre, el nombramiento del nuevo CEO y la sustitución de los 15 consejeros que tenía Abertis en la compañía de satélites para nombrar a ocho nuevos consejeros en representación de la propia Red Eléctrica.

En esa junta de accionista la SEPI, que controla un 7,41% del capital, nombrará dos consejeros (hasta ahora sólo tenía uno, entre los que se encontrará el nuevo presidente o presidenta de la compañía de satélites que sustituirá a Elena Pisonero. El también estatal Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) elegirá otro consejero y el Gobierno (a través de Defensa y de la concesión del espacio radioeléctrico), otros dos.

Muralla china entre el negocio eléctrico y el de telecos

La nueva Red Eléctrica comandada por Jordi Sevilla como presidente ha impulsado en los últimos meses una profunda reorganización del grupo para levantar una suerte de ‘muralla china’ entre su negocio regulado (el de operador del sistema eléctrico y gestor de la red de alta tensión) y el resto de actividades de telecomunicaciones y tecnología.

El objetivo de la reorganización es doble. Por un lado, reforzar la independencia contable y funcionar del operador del sistema eléctrico (TSO) para evitar cualquier incidencia de otras áreas en el recibo de luz, como exigen el Gobierno y la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Y, por otro, impulsar el crecimiento del área de telecomunicaciones tras la absorción de Hispasat.

Jordi Sevilla ha creado de un Comité de Supervisión del TSO presidido por él mismo con el que se pretende vigilar el cumplimiento de los criterios de independencia y confidencialidad por parte del operador del sistema, así como las obligaciones económicas financieras establecidas por la ley para Red Eléctrica de España (la filial encargada del negocio eléctrico).

Además, para dar un impulso al área de las telecomunicaciones, dentro y fuera de España, y la innovación tecnológica se crean dos nuevas direcciones: la Dirección Ejecutiva de Telecomunicaciones e Internacional y la Dirección de Tecnología. Uno de los pilares del nuevo Plan Estratégico de Red Eléctrica hasta 2022 es el de la diversificación de los negocios para elevar los ingresos y la rentabilidad, lo que sería muy difícil si se mantiene la enorme dependencia del negocio regulado.