Economía | Empresas

ENDESA SE LAVA LAS MANOS Y DICE QUE SU RED FUNCIONÓ

Red Eléctrica avisa de que tardará semanas en poder explicar el apagón total de Tenerife

El grupo confirma el “fallo fortuito” en una subestación de la isla pero no lo ve suficiente para tirar abajo todo el sistema eléctrico y dejarlo fuera de servicio durante nueve horas.

Tenerife se quedó sin luz este domingo. Todo la isla, durante horas. Un apagón total que dejó sin suministro a más de 460.000 clientes, alrededor de un millón de vecinos de la isla, a los que ay que sumar a decenas de miles de turistas. El apagón arrancó a las 13.11 horas y el suministro fue recuperándose de manera progresiva hasta que las 22.15 se consiguió el restablecimiento total del servicio.

Red Eléctrica de España, el gestor de las líneas de alta tensión, trabaja en esclarecer las causas que llevaron a un ‘cero energético’ en Tenerife, como se conoce de manera técnica a la falta total de suministro en la red. Los trabajos van para largo y desde la compañía se advierte que conocer al detalle las causas llevará varias semanas.

De momento, Red Eléctrica ya tiene confirmado que ayer se produjo un “fallo fortuito” en un transformador de tensión en la subestación de Granadilla. Ése parece ser el primer desencadenante del problema, pero no es suficiente para explicar el apagón total, no es suficiente para “tirar abajo” todo el sistema eléctrico de Tenerife, según ha explicado en rueda de prensa el subdirector de Operaciones en Canarias de REE, Eduardo Prieto

Y es que la compañía subraya que en el sistema eléctrico nacional se producen cerca de un millar de fallos fortuitos similares cada año, sin tener las fatídicas consecuencias registradas este domingo en Tenerife. Así que el grupo analiza la “caja negra” del sistema eléctrico isleño y ha iniciado un “trabajo forense” para identificar todas las causas del corte que afectó a cerca de un millón de personas.

Endesa se lava las manos. La compañía asegura que su red de distribución funcionó correctamente y que sus dos centrales de generación eléctrica en la isla se pararon al activarse el sistema de protección tras el fallo de la subestación. Las centrales de Granadilla y Candelaria tardaron tres horas en poder volver a funcionar por haber parado completamente.

Islas, un sistema eléctrico más vulnerable

Las características propias del sistema eléctrico de Tenerife –aislado y pequeño, por insularidad- amplifican los efectos de un problema en la red y hacen más difícil evitar su agravamiento.

“Cuanto más grande y más interconectado está un sistema eléctrico, más robusto es y está en mejores condiciones para hacer frente a las posibles perturbaciones sin que se produzcan consecuencias para los consumidores finales”, ha explicado el directivo de Red Eléctrica. El otro gran apagón eléctrico en el último año se produjo en la isla de Menorca.

Te puede interesar

Comentar ()