Economía | Empresas CREÓ TWITTER SPAIN EN 2013

Twitter desvía sus ingresos a Irlanda y sólo declara en España beneficios de un millón de euros en seis años

La filial española sólo funciona como agencia de publicidad y marketing de su matriz Twitter International Company y paga por impuesto de sociedades 576.000 euros en los seis ejercicios desde que llegó a España.

logo
Twitter desvía sus ingresos a Irlanda y sólo declara en España beneficios de un millón de euros en seis años

Resumen:

La estrategia fiscal de Twitter es similar a la de otros gigantes tecnológicos. La red social centraliza su principal negocio, el cobro por publicidad online, en Irlanda, un país con ventajas fiscales y con el que rebaja la factura del pago de impuestos. Y en los diferentes países en los que opera sólo lo hace como con compañías que prestan servicios a la propia matriz.

Así sucede con Twitter Spain, la filial española del gigante online. De cara a la Hacienda española la compañía es sólo una agencia de publicidad y de marketing que se dedica a promocionar los servicios que ofrece su matriz Twitter International Company, con sede en Dublín. De cara a la Hacienda española los ingresos por los que cobra la red social por publicidad no existen.

Twitter Spain registró el año pasado unos ingresos de 4,51 millones de euros por los servicios prestados a su matriz irlandesa, ligeramente por encima de los 4,94 millones del año anterior. Y declaró un beneficio por su actividad en España de sólo 221.038 euros, casi un 14% más que en el ejercicio precedente, según las cuentas anuales entregadas por la compañía al Registro Mercantil.

Como resultado de esta estrategia, la empresa sólo pagó al fisco español 113.131 euros en concepto de impuesto de sociedades. La utilización de este tipo de estructuras corporativas y de estrategias fiscales es plenamente legal, pero son las que han provocado que algunos gobiernos -entre ellos el español- quieran impulsar ya la denominada tasa Google, para que los gigantes tecnológicos paguen impuestos en todos los países en que operan y no sólo donde centralizan sus negocios para obtener ventajas fiscales.

La corporación estadounidense creó Twitter Spain en 2013, y en los seis años transcurridos desde entonces la filial ha declarado sólo beneficios acumulados por un importe de 1,14 millones de euros y ha abonado en el conjunto de ese periodo en concepto de impuesto de sociedades un total de 576.242 euros.

En los estatutos de Twitter Spain se especifica que la actividad de la compañía se circunscribe a la «realización de toda clase de actividades de marketing y desarrollo de negocio, incluyendo proyectos de investigación, estudios de mercado y otra clase de proyectos», y al «desarrollo de toda clase e actividades publicitarias de los productos de la sociedad y la prestación de todo tipo de servicios de apoyo a las ventas de servicios publicitarios y productos».

La corporación mundial Twitter, la dueña de la red social del mismo nombre, obtuvo el primer beneficio de su historia el año pasado, con unas ganancias en todo el planea de 1.062 millones de euros, frente a las pérdidas de 95 millones del año previo. Y la facturación creció un 24%, hasta los 2.683 millones. De ellos, 2.308 millones provenían de la publicidad y los 374 millones restantes los obtuvo con la venta de datos. Los dos grandes negocios del grupo de los que la Hacienda española no sabe nada.