Economía | Empresas

ACS estudia varias ofertas de compra por su filial de energías renovables Zero-E

logo
ACS estudia varias ofertas de compra por su filial de energías renovables Zero-E
Placas solares fotovoltaicas.

Placas solares fotovoltaicas. Flickr | Som Energía Cooperativa

Resumen:

ACS tiene sobre la mesa ofertas de compra por Zero-E, la nueva filial de energías renovables que constituyó a comienzos de año con el fin de sacar a Bolsa este negocio o bien abrirlo a la entrada de un socio. El grupo que preside Florentino Pérez apuesta por el momento por esta segunda opción, la de la venta parcial, a pesar de indicar que las ofertas con que cuenta no son vinculantes.

«En el posible proceso de venta, de toda o parte de la filial de energías renovables Zero-E, o de sus activos, se han recibido ofertas no vinculantes», informó ACS a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El grupo respondía de esta forma al requerimiento realizado por el supervisor del mercado a la información de que BP se habría sumado a la puja por estos activos, según publica el diario ‘Cinco Días’ en su edición de este viernes.

La petrolera se añade a la eléctrica Endesa, quien recientemente confirmó que estudia la compra de estos activos de energía verde, por los que también habrían mostrado interés un listado de fondos internacionales.

ACS constituyó Zero-E a comienzos de este año con una cartera de 17 instalaciones de generación de energía limpia que suman 2.000 megavatios (MW) de potencia, a los que prevé sumar los 8.200 MW que prevé desarrollar en los próximos años.

La filial tiene en España casi la mitad (el 43%) de esta cartera de nuevos proyectos en desarrollo, mientras que otro 29% se localiza en Norteamérica y un 26% más, en Latinoamérica. Por tipo de instalaciones, el 70% son plantas fotovoltacias, un 27% parques eólicos y el resto, termosolares.

Cuando el pasado mes de abril ACS presentó al mercado la empresa y su nueva estrategia en renovables, anunció además el lanzamiento de Elaia, una eléctrica que se encargaría de comercializar la energía que generen los activos de Zero-E.

Posteriormente, en mayo, con ocasión de la junta general de accionistas del grupo, su presidente destacó las «muy positivas perspectivas» de la compañía en el desarrollo de energías renovables. «Las actuales cifras de este negocio sitúan ya a la empresa como uno de los agentes más grandes y dinámicos del sector», aseguró entonces Florentino Pérez.

De su lado, el consejero delegado de la compañía, Marcelino Fernández Verdes, aseguró que el grupo pretendía acometer «con la máxima celeridad, dentro del ejercicio 2019», el proceso para decidir y acometer bien la salida a Bolsa de la nueva filial, o bien abrirla a socios.

Esta nueva apuesta de ACS por el sector de la energía verde un año después de la venta de Saeta tiene reflejo en su política de inversión. En la primera mitad de este año, el grupo invirtió 609 millones de euros en activos de generación de energías renovables. De esta forma, ya superó en seis meses a la de 480 millones ejecutada en todo 2018. Este importe copó además más de mitad de los 1.008 millones invertidos por el grupo que preside Florentino Pérez en todos sus negocios hasta junio.