La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda se redujo casi un 30% en agosto en comparación interanual y quedó en 20.385 contratos, el mayor descenso desde febrero de 2014, en parte influido por la entrada en vigor de la ley hipotecaria.

Según ha explicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) esto se debe a que los datos de agosto se refieren a hipotecas que fueron inscritas en los registros de la propiedad durante ese mes, pero que se constituyeron en los meses anteriores, ya con arreglo a la nueva norma.

Asimismo, un 41,8% de las hipotecas formalizadas en agosto se constituyeron a tipo fijo, un porcentaje inferior al 43,7 % del mes anterior.

El importe medio de esos contratos aumentó un 5 % y alcanzó los 128.501 euros, un incremento que fue algo superior, de casi el 6 % en comparación con el mes previo.

Por el contrario, el capital prestado en agosto por bancos, cajas y cooperativas para adquirir una vivienda disminuyó un 26,4 % interanual y un 35,3 % frente al mes anterior, hasta los 2.619 millones de euros, lo que también pudo haberse visto afectado por la nueva ley, añade el INE.

Para la adquisición de todo tipo de fincas -rústicas, urbanas y viviendas-, las entidades financieras prestaron 4.456 millones de euros en agosto, un 22,8 % menos que un año antes y casi un 32 % menos que el mes anterior.

Por comunidades autónomas, las que constituyeron más préstamos hipotecarios sobre viviendas en agosto fueron Andalucía (3.924), Cataluña (3.607) y Comunidad de Madrid (3.208).

Críticas de los portales inmobiliarios

Los principales portales inmobiliarios, fotocasa, idealista y pisos.com, culpan a la Ley Hipotecaria de la caída de la firma de hipotecas registrada en el mes de agosto, ya que creen que ha supuesto un retraso tanto en las compraventas como en la concesión de hipotecas.

El jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, ha hecho hincapié en que la caída se debe a la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, «que paralizó la concesión de financiación desde mediados de junio».

Encinar ha asegurado que desde su portal inmobiliario se espera que los datos sigan en negativo durante el próximo mes para retomar la senda alcista en el último trimestre del año, «cuando volverán a su situación de crecimiento suave motivada por la ralentización progresiva del número de compraventas».

Para Encinar, aunque se trata de una caída «puntual y motivada por aspectos técnicos», las autoridades deberían reflexionar sobre la implementación de este nuevo entorno legal. «La sensación ha sido absoluta y ha resultado nefasta para un mercado crítico como es el hipotecario», ha añadido.

Por su parte, fotocasa cree que esta caída es propia del efecto estacional de verano y de la normalización que está viviendo el mercado inmobiliario.

No obstante, ha resaltado que, sin duda, la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria ha supuesto un retraso en las compraventas y en la concesión de hipotecas. Así, ha señalado que, aunque el mercado está viviendo un proceso de desaceleración, todo apunta a que 2019 cerrará en niveles de actividad muy similares a los de 2018, con cerca de 345.000 viviendas inscritas.

Además, cree que será normal que en los próximos meses se sigan registrando datos negativos en esta estadística en su comparativa interanual, pero el mercado de la vivienda seguirá creciendo, aunque a ritmo inferior.

Por último, el director de estudios, Ferran Font, considera que las cifras siguen mostrando «la irregularidad de esta estadística» y que los datos confirman lo que anticipaban los datos de compraventas también del mes de agosto.

«La entrada en vigor de la Ley Hipotecaria en junio ha condicionado muy claramente la actividad del sector y, especialmente, la concesión hipotecaria», ha apuntado Font.

Font ha recordado también que factores como la ralentización económica o la parálisis política en España están afectando de manera clara al sector, que necesita de estabilidad para afrontar los retos que tiene por delante.Imprimir