Economía | Empresas

BBVA anuncia un golpe de 1.350 millones por el deterioro de su negocio en EEUU

La entidad anuncia un ajuste en el fondo de comercio de EEUU por las menores expectativas de beneficio ante la caída de los tipos y la desaceleración económica

Edificio de BBVA Compass en Alabama (Estados Unidos). Flickr/ Tony Webster

Estados Unidos hace un roto en las cuentas de BBVA. La entidad española ha anunciado en la tarde de este jueves un ajuste estimado en 1.500 millones de dólares (cerca de 1.350 millones de euros) en el fondo de comercio de su unidad estadounidense que tendrá reflejo en sus resultados de 2019.

Estas cifras representan un golpe de hasta el 36% del beneficio acumulado por el banco en los tres primeros trimestres del año. Según ha explicado la entidad que preside Carlos Torres Vila, el ajuste responde al deterioro de sus perspectivas de negocio en el mercado estadounidense, debido «principalmente a la negativa evolución de tipos de interés, especialmente a partir de la segunda mitad de año, que unida a una ralentización de la economía hace que se espere una evolución de los resultados futuros por debajo de lo anteriormente estimado».

BBVA se ha apresurado a señalar que este ajuste contable no supondrá ninguna salida de caja, por lo que no afectará «ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez del Grupo BBVA. Tampoco supondrá un impacto en la capacidad de reparto de dividendos ni en la cuantía de pago de dividendos que está previsto proponer, para su aprobación, al Consejo de Administración».

La baja rentabilidad del negocio en Estados Unidos ha sido un lastre para BBVA en los últimos años

Al término de los nueve primeros meses de 2019, BBVA reportó un beneficio en Estados Unidos de 478 millones de euros, un 11,8% menos que un año antes a tipos de cambio corrientes (un 17% menos a tipos constantes), una contracción que se explicó por los mayores deterioros de activos financieros, principalmente ligados a provisiones para clientes específicos de la cartera comercial y pases a fallidos en la cartera de consumo en el primer trimestre.

El negocio de BBVA en Estados Unidos, que representa en torno al 10,5% del resultado del grupo, siempre ha estado bajo la sombra de la sospecha de inversores y analistas, ya que los rendimientos obtenidos allí no han llegado a cumplir las expectativas generadas.

De hecho, recientemente, la firma de inversión Alantra recomendaba al grupo la venta de su división estadounidense Compass, por la que, estimaban, podría obtener entre 8.000 y 10.000 millones de euros, que podría destinar a la compra de Sabadell para reforzarse en España.

Nuevo responsable en España

El banco también anunció este jueves el nombramiento de un nuevo responsable de su división de BBVA España. La entidad ha designado a Peio Belausteguigoitia, hasta ahora responsable de desarrollo de negocio en España como el sustituto de Cristina de Parias, que deja el cargo tras una carrera de más de tres décadas en el banco.

«Cristina ha realizado una labor extraordinaria al frente de BBVA España y Peio dará continuidad a la historia de éxito de la franquicia», ha querido reconocer Onur Genç, consejero delegado de BBVA.

Las actuales funciones de Bealusteguigoitia serán asumidas por Gonzalo Rodríguez, hasta ahora responsable global de generación de productos y soluciones para clientes de banca minorista en el área de Client Solutions. Este puesto será asumido por Luís Simões, con una experiencia de más de dos décadas en distintas funciones de banca minoristas, corporativa y de empresas del grupo, en países como Portugal, España, Bélgica, Reino Unido y Francia.

Comentar ()