Economía | Empresas EN EL CONJUNTO DE 2019

Las centrales de gas desbancan a las nucleares como mayor fuente de electricidad de España

logo
Las centrales de gas desbancan a las nucleares como mayor fuente de electricidad de España

La central de ciclo combinado de Sant Adriá del Besós (Barcelona), de Endesa. ep

Resumen:

El desplome del precio del gas natural en los mercados internacionales remueve la forma en que se genera la electricidad en España. Tras años de infrautilización, las centrales de gas natural (ciclos combinados) han desbancado a las nucleares como principal fuente de generación eléctrica en España en el conjunto de 2019, según un informe de avance de los datos anuales elaborado por Red Eléctrica de España (REE).

Durante este año la generación de electricidad en España ha alcanzado los 261,02 teravatios hora (TWh), muy ligeramente por debajo de los 260,9 TWh del año pasado. Del total de producción, las centrales de gas han disparado su producción hasta casi duplicarla y han concentrado un 21,9% del total (frente a la cuota del 11,5% de 2018), convirtiéndose en la principal tecnología del sistema eléctrico español.

Las centrales nucleares, tradicionalmente la mayor fuente de generación eléctrica del país, quedan en segunda posición con el 21,2% de toda la producción nacional en el año (en 2018 concentraron el 20,4% del total). La eólica también ha elevado su peso en el mix de generación español y alcanza el 20,6% de toda la electricidad producida este año, frente al 19% del pasado.

Durante 2019 se han utilizado las centrales de gas mucho más de lo habitual en los anteriores ejercicios. Un cambio de tendencia, tras años en el parque de ciclos combinados apenas utilizaba un 12 o un 15% de su capacidad, que se debe fundamentalmente a la caída del precio del gas natural. La cotización del gas natural se ha mantenido gran parte del año en el entorno de los 10 euros por megavatio hora (MWh), y aunque ahora ha escalado hasta los 15 euros sigue muy lejos de los 25 euros de hace un año.

El caso contrario es el del carbón, que este año se ha desplomado su producción un 65% y ha rebajado su cuota en la generación nacional al 5%, frente al 14,3% que consiguió el año pasado. El cierre de plantas térmicas y el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 están provocando el declive del carbón como fuente de electricidad.

Las plantas fotovoltaicas elevar su peso del 3 al 3,5% y las termosolares hicieron lo propio del 1,7 al 2% del total de la electricidad producida. La centrales hidroeléctricas, en cambio, redujeron su cuota en la generación nacional al 9% del total, frente al 13,1% que alcanzaron el año pasado tras disparar su producción.

Por otra parte, la demanda de energía eléctrica en España durante este ejercicio ha sido de 264.843 GWh, un 1,5 % inferior a la del 2018. Si se tienen en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas, su descenso es del 2,5 % respecto al año anterior.

La mitad del parque ya es renovable

El parque de generación eléctrica español es cada vez más renovable. Durante el año 2019 la potencia instalada no contaminante ha experimentado un crecimiento del 10 % con la entrada en funcionamiento de casi 5.000 nuevos megavatios ‘verdes’, la mayor entrada de nuevas renovables en un año hasta ahora.

De esta manera, las energías renovables representan ya el 49,3% de la capacidad de generación en España, que este año ha marcado récord histórico y cuenta con más de 108.000 MW.

La solar fotovoltaica, que cierra 2019 con más de 7.800 MW de potencia instalada, ha sido este año la tecnología que más ha incrementado su presencia en el parque de generación español, con un aumento del 66 % respecto a 2018.  Por su parte, la eólica, que ha sumado más de 1.600 nuevos MW a su parque generador, finalizará el año por encima de los 25.200 MW instalados en nuestro país

Este 2019 ha significado también el estreno español en potencia eólica marina, con la entrada en servicio del primer molino offshore de España, en la isla de Gran Canaria, con una potencia de generación de 5 MW que se contabilizan dentro de la eólica.

La descarbonización en nuestro país también ha avanzado no sólo por la instalación de nueva potencia renovable sino también por el cierre de la central de carbón Anllares, en León, con la que se restan 347 MW de potencia instalada de generación contaminante.

En cuanto a lo que se refiere a los intercambios internacionales, el sistema eléctrico peninsular cierra 2019 con un saldo importador por cuarto año consecutivo. En esta ocasión, la cifra asciende a 6.538 gigavatios hora (GWh), un 41,1 % inferior al registrado en 2018. Se importaron 18.758 GWh de electricidad y se exportaron 12.219 GWh.

En paralelo, Red Eléctrica ha puesto en servicio 202 kilómetros de nuevos circuitos de líneas, alcanzando así los 44.457 kilómetros en toda España. Además, la red de transporte de la compañía cuenta con 33.700 kilómetros de fibra óptica para el transporte de datos.

Comentar ()