CC-PNC ha calificado de «chantaje inadmisible» la decisión de Pedro Sánchez de congelar las pensiones hasta que haya Gobierno y considera «impresentable» que el Gobierno socialista «quiera hacer rehenes a más de nueve millones de pensionistas en una mitad de unas negociaciones para utilizarlos como moneda de cambio».

Para CC-PNC, «es inadmisible que la decisión aprobada ayer por el Consejo de Ministros se justifique tan solo por el hecho de que no haya Gobierno, ya que no existe ningún impedimento legal para no cumplir con los compromisos adquiridos previamente con los pensionistas».

«Jugar al electoralismo, anunciando medidas en mitad de las elecciones, comprometiendo las expectativas de ingresos de los pensionistas para luego negarse a aplicarlas es inaceptable, sobre todo cuando la única justificación que se da es política», afirman los nacionalistas canarios.

‘Juego de ajedrez’

Recuerdan que ésta no es la única decisión política que ha tomado Sánchez con asuntos de interés general, pues «basta recordar lo ocurrido con las transferencias a cuenta de las comunidades autónomas a las que se asfixió hasta que llegaron las elecciones «y la excusa de la imposibilidad técnica y jurídica desapareció por arte de magia».

Desde CC-PNC agregan que no es serio que «se juegue de esta forma con las pensiones y los ingresos de más de nueve millones de ciudadanos a los que se utiliza como una pieza en el juego de ajedrez de los pactos para la investidura». «Las pensiones en este país forman parte del acuerdo más importante tras la aprobación de la Constitución; el pacto de Toledo; un pacto en el que todos los partidos pusieron de su parte para avanzar como sociedad».

«En estos momentos, en los que se pide diálogo y altura para superar la inestabilidad política la carta de presentación de Pedro Sánchez es la de utilizar a los pensionistas como parte de un burdo y lamentable chantaje que evidencia su concepción de la política y de la gestión», concluyen.