Economía

Renfe cerrará las taquillas en las estaciones con menos de 100 viajeros diarios

Estación de tren de La Gineta. WIKIPEDIA

Renfe cerrará las taquillas en las estaciones con menos de 100 viajeros diarios. Esa decisión implica el cierre de unas 150 actualmente operativas, según los cálculos del sindicato CGT.

En las estaciones que no dispongan de taquillas, los viajeros deberán recurrir a otros métodos de compra, como internet, teléfono o maquinas de autoventa.

La decisión de la compañía se produce de forma paralela al traspaso de la venta de billetes de Adif a Renfe en 142 estaciones. Este operación se enmarca en el proceso de liberalización del transporte ferroviario de viajeros.

A partir del próximo diciembre, la operadora francesa SNCF y el consorcio formado por la empresa española Ilsa y la italiana Trenitalia competirán con Renfe en las líneas de alta velocidad.

En este contexto, ADIF, el gestor de las infraestructuras ferroviarias, ha dejado de ocuparse de la venta de billetes de Renfe en las estaciones.

En junio de 2017, ADIF ya había traspasado a Renfe esa tarea en la mayoría de las estaciones, pero aún desempeñaba esa labor en las de menor tamaño.

Según fuentes de Adif, en esas 142 estaciones se vendían billetes de forma presencial, aunque no en todas había taquillas, porque se ocupaba de ello personal del gestor encargado de otras actividades.

A partir de ahora, Renfe asumirá la venta presencial de billetes en las estaciones que tengan una media diaria de viajeros superior a 100 y un volumen mínimo de operaciones en taquilla, ha explicado la compañía en un comunicado.

Renfe, que no ha precisado el número de estaciones que se quedarán sin taquillas, pondrá en marcha próximamente una licitación para adjudicar la venta presencial.

No obstante, todas las estaciones dispondrán de maquinas de autoventa, lo que obligará a la compañía a instalarlas donde aún no las haya.

Además, Renfe pondrá a disposición de los viajeros un número de atención telefónica en las estaciones para resolver las consultas. El número estará indicado en la propia estación.

Los viajeros podrán utilizar también los canales propios de venta de billetes de Renfe: renfe.com, la aplicación Renfe Ticket, la compra telefónica y la adquisición a través de los interventores de los trenes.

Por último, los viajeros podrán comprar los billetes del AVE, Avant y trenes de media y larga distancia convencional en las oficinas de Correos gracias al convenio suscrito por las dos empresas.

Según Renfe, al margen de estos cambios en la venta de billetes, las estaciones de ADIF mantendrán su actividad habitual.

Renfe ha iniciado contactos con las instituciones locales y autonómicas para informarles de las medidas adoptadas para facilitar la venta de billetes y el acceso a los trenes en las estaciones que gestiona ADIF.

El sindicato CGT ha criticado hoy el cierre de «más de 150 taquillas» en estaciones de tren, una medida que, según sus cálculos, afectará a más de 500.000 ciudadanos, que tendrán que comprar los billetes a través de otros medios.

CGT acusa a Adif y Renfe de aplicar «criterios mercantilistas de dudosa rentabilidad» que, en su opinión, «sirven para cuadrar los números contables pero sumergen en el abandono a miles de ciudadanos» y agravan el problema de la «España vaciada».

Según el sindicato, las medidas adoptadas tendrán «consecuencias importantes» en el número de puestos de trabajo y se traducirán en la «precarización» de las estaciones, que podrían «reabrir con trabajadores del sector privado».

Comentar ()