Economía | Empresas

Marín relanza el negocio de Self Bank bajo la marca Singular Bank

El ex consejero delegado de Banco Santander ha presentado la nueva propuesta de una entidad que aspira a convertirse en referente en el sector

logo
Marín relanza el negocio de Self Bank bajo la marca Singular Bank

El consejero delegado de Singular Bank, Javier Marín. Europa Press

Resumen:

Self Bank cambia de marca. La entidad propiedad del fondo Warburg Pincus ha anunciado este martes un cambio de etapa bajo la marca Singular Bank con la que pretende reflejar la nueva propuesta de la compañía de ofrecer un servicio personalizado a cada cliente.

«Tenemos claro que no hay dos clientes iguales. Y, por tanto, no deberíamos hablar de los clientes en plural, sino del cliente en singular. Si cada cliente es distinto, el banco tiene que ser también distinto para cada cliente», ha explicado el consejero delegado de Singular Bank, Javier Marín.

La entidad marca, de este modo, el inicio de una nueva etapa, tras completarse la adquisición de Self Bank por parte de Warburg Pincus el pasado febrero a sus anteriores propietarios, Boursorama, entidad perteneciente a Société Générale.

La entidad sumará a la oferta de Self Bank un servicio personalizado de asesoramiento

La intención de la entidad es ofrecer, a partir de una plataforma tecnológica muy avanzada, un modelo de servicios de 360º a sus clientes, construido sobre la oferta ya existente en Self Bank, de banca día a día, de inversión y de ahorro, a la que se añadirá un servicio personalizado de asesoramiento patrimonial y gestión discrecional de carteras y oficinas.

Tras cerrar en los últimos cinco meses el fichaje de varias decenas de banqueros provenientes de hasta 20 entidades diferentes, Singular Bank cuenta actualmente con 41 banqueros y ubicaciones en Madrid, Sevilla y Zaragoza, una presencia que el grupo confía en ir ampliando progresivamente en los próximos trimestres, desde este mismo año. «Tenemos vocación nacional», ha afirmado Marín.

El nuevo proyecto se asienta sobre tres modelos de relación con los clientes. Por un lado, estarán aquellos que prefieran seguir tomando sus propias decisiones financieras, que podrán seguir operando a través de la Plataforma Self Bank (la antigua marca quedará limitada a este servicio).

Para el cliente que quiera disponer de asesoramiento e ideas de inversión, pero finalmente decidir por él mismo estará el servicio de Asesoramiento Singular, que les permitirá disponer de oficinas físicas y un banquero personal, añadido a los servicios digitales.

Por último, el servicio de Gestión Discrecional Singular supondría dejar en manos de los profesionales de la entidad la toma de decisiones, orientadas a buscar la mejor adecuación a las metas financieras marcadas por el cliente.

El grupo aspira a ampliar su presencia en España ya desde este mismo año

Marín ha explicado que con estos servicios, la entidad aspira a convertirse en una «referencia» en España, aunque sin marcarse una cifra de crecimiento objetivo. «Tenemos una propuesta de valor diferente a los demás, de calidad. Y después de la calidad vendrá la cantidad», señaló el ex consejero delegado de Banco Santander.

Aunque el banco tampoco quiere estructurar a sus clientes únicamente en función del patrimonio y aspira a alcanzar a cualquier ahorrador, Marín sí fijó la referencia del medio millón de euros como el nivel a partir del cual un cliente puede acceder a los servicios de banca privada.

Con estos mimbres, Singular Bank aspira a convertirse en un banco rentable desde finales de 2022, un horizonte confortable dados los «niveles holgados de capital» con los que dice contar el grupo. «Somos un banco pequeño. Pero estamos creciendo y creciendo muy bien», apuntó Marín.

Actualmente el banco cuenta con unos 500 millones de euros en depósitos, una cifra semejante en valores y alrededor de 1.000 millones en fondos.

Salir a bolsa

El consejero delegado de la entidad se refirió también a la posibilidad de una salida a bolsa del grupo, observando que un paso de este tipo tendría ventajas, como contribuir a un reforzamiento de la imagen de Singular Bank, y supondría la entrada en la bolsa española de un tipo de entidad financiera, de bajo riesgo, que apenas está representada. Pero, también, dio a entender que todavía es muy pronto para pensar en un paso de este tipo. «Cada día tiene su afán», observó.

Marín tampoco se cerró a posibles «oportunidades de consolidación» en el sector bancario, especialmente entre los actores pequeños. «Cuando veamos oportunidades inorgánicas las analizaremos para ver si tienen sentido, financiero y estratégico», apuntó el banquero..

Comentar ()