IAG pone fin a los vetos. Desde este mismo viernes, cualquier accionista podrá comprar títulos del grupo aéreo con independencia de su nacionalidad.

Así lo ha anunciado la compañía a través de un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que indica que «se elimina con efectos inmediatos» el máximo permitido a la compra de acciones por parte de personas no residentes en la Unión Europea.

La matriz de British Airways e Iberia toma esta decisión casi un año después de establecer el tope. Entonces, IAG señaló que el control de la sociedad estaba en un 47,5% en manos de inversores extranjeros y el riesgo de que superaran el 50% -que pondría en peligro sus permisos para operar en territorio europeo- obligaba a establecer medidas correctoras.

El capital en manos de accionistas extranjeros ha caído al 39,5%, desde el 47,5% de febrero

Desde la adopción de la medida, el pasado febrero, el porcentaje del capital de IAG en manos de accionistas externos a la UE se ha reducido hasta el 39,5%, según ha informado este viernes la compañía, lo que justifica la retirada del límite.

En cualquier caso, IAG sigue pendiente de la resolución del Brexit para eliminar cualquier amenaza sobre su operativa en territorio europeo. El grupo aéreo sigue considerando a los accionistas británicos como miembros de la Unión Europea y, por ende, no computan como extranjeros en este cálculo.

Una ruptura sin acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea elevaría drásticamente el porcentaje de accionistas extranjeros de la compañía y podría impedir a aerolíneas como Iberia, Vueling o Air Lingus mantener sus operaciones en el territorio europeo.

Las acciones de IAG subían a primera hora más de un 4%, estirando al 75% su remontada desde julio

Sin embargo, desde el grupo, que acaba de anunciar el relevo de su consejero delegado Willie Walsh por el español Luis Gallego, se muestra confiada en una resolución pactada del Brexit que evite cualquier límite a su operativa normal en el espacio aéreo de la Unión Europea.

Una confianza que también parece haberse asentado en los mercados financieros, donde el grupo se sitúa ya en sus niveles más elevados desde agosto de 2018, tras remontar un 75% en apenas seis meses.

Esa escalada bursátil se veía reforzada este viernes por el fin a la limitación a los accionistas extranjeros, que era recibida en el parqué español con ganancias superiores al 4% en los primeros instantes de la sesión.