Economía | Empresas

Sabadell sufre su mayor desplome desde 2016 y liquida las ganancias de cinco meses

Sus acciones pierden casi un 14% y liquidan más de 740 millones de euros de capitalización, en su peor revés desde el Brexit

logo
Sabadell sufre su mayor desplome desde 2016 y liquida las ganancias de cinco meses

El presidente del banco Sabadell, Josep Oliu (i), y el consejero delegado, Jaime Guardiola (d), durante la presentación de resultados en Madrid. EFE

Resumen:

Sabadell vuelve a las andas sobre el parqué. La entidad que preside Josep Oliu ha vivido este viernes una sesión dramática, con recortes que han rozado el 14%, en lo que supone su peor resultado desde la votación del Brexit, en junio de 2016.

La mala acogida a sus resultados le ha supuesto la pérdida de 741,6 millones de euros de valor en bolsa en una sola jornada, devolviéndole a niveles del pasado septiembre, muy cerca de sus mínimos históricos.

De poco le ha valido multiplicar por 2,3 sus beneficios en el último ejercicio, ni rebajar sustancialmente los niveles de morosidad y reforzar el capital. Tampoco los mensajes de confianza transmitidos esta mañana sobre las perspectivas del negocio tanto por Oliu como por su consejero delegado, Jaime Guardiola. Al mercado no le han gustado sus cuentas y vuelve a situar en entredicho sus plan de negocio.

No han gustado las provisiones inesperadas registradas por el banco, ni el mensaje que traslada el repunte del coste del riesgo en el último trimestre ni tampoco que no haya previsión de un recorte sustancial a lo largo del presente ejercicio. Preocupa la baja rentabilidad y el escaso efecto sobre los costes de los ajustes registrados en los últimos trimestres, principalmente en Reino Unido, donde sigue perdiendo dinero.

Las cuentas de Sabadell han reabierto las dudas sobre la calidad de su balance

Y las dudas también vienen alimentadas por la advertencia lanzada por la dirección de la entidad que los nuevos requerimientos del BCE podría tener un impacto sobre el capital, alejándolo un poco más del objetivo del 12%.

«Pensábamos que la tarea de limpieza estaba hecha, pero Sabadell es el único banco que admite un gran viento en contra regulatorio, y esto genera dudas sobre la cobertura adecuada para los activos problemáticos (NPA) restantes», observan los analistas de Alantra.

Desde el banco han trasladado el mensaje de que el mercado puede haber malinterpretado algunas cifras derivadas de los ajustes realizados durante el año para sanear el balance y que, una vez los asimilen, probablemente se produzca una remontada de la cotización.

«Para nosotros era una prioridad reducir la morosidad y los activos problemáticos, que comparan muy bien con nuestros pares», explicó Guardiola en la mañana de este viernes, durante la rueda de prensa de presentación de los resultados.

En su opinión, las pérdidas ocasionadas por estas operaciones han podido suponer una sorpresa para los analistas e inversores, pero se mostró convencido de que «cuando se pondere un poco más cómo hemos quedado en la foto en términos de activos problemáticos, teniendo en cuenta que es un one-off, el mercado tenderá a corregirse».

El descalabro de Sabadell se ha producido en una jornada de pérdidas generalizadas en el mercado, ante las tensiones que está generando la extensión del coronavirus de China y el temor a que provoque una ralentización adicional del crecimiento económico.

Caídas generalizadas

El Ibex ha restado un 1,16%, con la banca ocupando un lugar destacado en el revés: Santander y Bankia se dejaron más de un 3 y un 2%, respectivamente.

Los otros bancos que presentaron resultados en la jornada mostraron mejor tono, aunque BBVA también acabó arrastrándose por el terreno de las ventas, con una caída en torno al 0,8%, mientras que CaixaBank fue la única entidad en positivo, con una ganancia del 0,15%.

ACS, que restó un 3,81% y Mediaset, con un 2,65%, también se situaron entre los peores valores de la jornada.

Comentar ()