Prototipo del aerogenerador Haliade X, de GE Renewable Energy, instalado en el puerto de Rotterdam.

Prototipo del aerogenerador Haliade X, de GE Renewable Energy, instalado en el puerto de Rotterdam. GE Renewable Energy.

Economía | Empresas

El coloso eólico que es más alto que todos los rascacielos de España

El de Rotterdam es el principal puerto de Europa. Un enorme puerto de puertos, con un trasiego constante de buques y de mercancías. En plena zona industrial de la gran puerta marítima del continente, a unos metros de uno de sus grandes canales, desde hace unos meses está plantado un molino gigante. Ya había allí otros, pero éste desborda todas las magnitudes conocidas hasta ahora.

El mayor aerogenerador del mundo –el más alto, el de mayor potencia eléctrica, el que más electricidad producirá- está diseñado para ser instalado en mitad del mar, pero el primer prototipo del nuevo coloso de la energía eólica marina (offshore) se ha puesto en marcha en el puerto holandés. Se trata del modelo Haliade-X, que formalmente aún está en pruebas, pero que ya ha empezado a producir electricidad y lo hace marcando récords.

Trabajos de montaje del Haliade-X, el mayor aerogenerador del mundo, en el puerto de Rotterdam.

GE Renowable Energy, filial verde de la corporación General Electric, ha diseñado y fabricado la turbina, el enorme aerogenerador que produce la electricidad y que ha batido el récord de potencia, con 12 megavatios (MW). Y LM Wind Power ha sido la encargada de producir la que también son las mayores palas de la historia, con 107 metros de largo cada una (aproximadamente lo mismo que un campo de fútbol de portería a portería).

Las diferentes partes del aerogenerador salieron de fábricas del norte de Francia ya listas el pasado verano y fueron transportadas en complicados traslados que duraron varios días por mar y por carretera hasta el puerto de Rotterdam. Una vez instaladas en el puerto holandés el resultado es un gigante de 260 metros de altura en total (contando la torre y las hojas), lo que hace que sea más alto que cualquiera de los rascacielos de España y que en toda Europa sólo haya seis construcciones que lo superan (entre ellas, por sólo 40 metros, la Torre Eiffel).

Este aerogenerador histórico, con sus 260 metros de altura, supera ampliamente el más alto de los edificios españoles, la Torre de Cristal de Madrid (249 metros distribuidos en sus 50 plantas). De hecho, mide más, por ejemplo, que el equivalente a poner las dos Torres Kio una sobre otra (con 114 metros de altura cada una).

La primera turbina Haliade-X saliendo de la factoría de GE Renewable Energy.

Las magnitudes de su desempeño energético también desbordan todos los registros actuales del sector. El molino de Rotterdam empezó a funcionar en pruebas el pasado noviembre y a mediados de diciembre ya batió un máximo histórico de producción eólica en un solo día. Fue el pasado 14 de diciembre.  

Nunca antes un solo aerogenerador había generado 262 megavatios hora (MWh) en sólo 24 horas, lo que supone el consumo de unos 30.000 hogares europeos. Y las aspas acaban de empezar a girar y la compañía espera mejorar esos registros. Aunque la instalación aún está en pruebas, la electricidad producida es comprada por la compañía holandesa Eneco y la distribuye entre sus clientes.

La turbina de 12 MW de potencia y sus enormes palas (las primeras que superan los 100 metros de longitud) son capaces, según las estimaciones de General Electric, de producir 67.000 MWh al año, un 45% por encima de la producción del aerogenerador más potente actualmente operativo. Un poder generador que representa la demanda anual de 16.000 hogares y que permitirá ahorrar la emisión de 42.000 toneladas de CO2, el equivalente a todas las emisiones de 9.000 coches en un año.

El programa industrial de GE arrancó hace menos de dos años y pretende destinar inversiones por 400 millones de dólares (unos 360 millones de euros) en un lustro para hacerlo realidad.  El de Rotterdam es el primer prototipo del Haliade-X. En unos meses habrá un segundo funcionando en el centro de pruebas ORE Catapult de Reino Unido.

“Precisamente porque es la máquina con más potencia de la industria, Haliade-X permitirá a nuestros clientes rebajar el coste de su energía eólica y hacer más rápida la expansión de las renovables”, explica John Lavelle, el consejero delegado del negocio de eólica offshore de GE Renewable Energy. “Las pruebas a las que se somete el prototipo son parte de un proceso que nos permitirá comercializar el Haliade-X ya en 2021, justo a tiempo para el fuerte crecimiento que se producirá en la energía eólica marina en todo el mundo”.

Según datos del Global Wind Energy Council, en la próxima década se producirá un boom de nuevos parques eólicos marinos, que permitirá elevar la potencia de cerca de 20 gigavatios (GW) actualmente operativos hasta los 190 GW al llegar a 2030. Y la propia Agencia Internacional de la Energía calcula que la inversión de eólica marina en todo el mundo superará el billón de dólares (más de 900.000 millones de euros) hasta 2040.

Los planes de la compañía pasan por testar con los dos aerogeneradores en marcha su rendimiento y su fiabilidad, y conseguir todas las licencias y la certificación obligatoria este mismo año. El objetivo es iniciar la producción en serie de los aerogeneradores en la segunda mitad de 2021, para empezar a entregar las unidades a los compradores potenciales en 2022. Y ya hay clientes dispuestos a instalar el Haliade-X en sus parques eólicos marinos, gigantescos a su vez.

General Electric ya cuenta con preacuerdos para suministrar su nuevo modelo de turbina a varios parques offshore en Europa y en Estados Unidos que suman conjuntamente una potencia de unos 4.800 MW. Entre ellos, se encuentra el mayor complejo eólico marino que ya está en construcción, el proyecto Dogger Bank en el Mar del Norte británico y que sumará una potencia de 3.600 MW. General Electric quiere tener listos los molinos para el gigante.

El Haliade-X de 12 MW en el Puerto de Rotterdam (Países Bajos).
Comentar ()