La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) apunta contra Euro 6000. El organismo ha informado este lunes de la apertura de un expediente sancionador contra la red interbancaria de cajeros por posible infracción de los artículos 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC) y 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Según explica la CNMC en una nota de prensa remitida a los medios de comunicación, el expediente estaría relacionado con «una presunta práctica anticompetitiva consistente en la denegación sistemática, tanto expresa como tácita, a ING, de acceso a la red de cajeros automáticos conformada por las entidades integrantes de Euro 6000 en las mismas condiciones que las acordadas por sus miembros y que las aplicadas a otras entidades con las que Euro 6000 ha llegado a acuerdos».

La CNMC habría llevado a cabo el pasado mes de septiembre una serie de inspecciones domiciliarias en las sedes de varias empresas que operan en el citado mercado, tanto en entidades bancarias como administradoras de redes, como parte de una investigación iniciada a partir de una denuncia presentada por ING.

La CNMC ha encontrado indicios de que Euro 6000 estaría infringiendo la Ley de Defensa de la Compentencia

Aunque la CNMC advierte de que la apertura del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación, el organismo sí señala que con la información recabada durante sus inspecciones ha arrojado una serie de datos de los que «se deduce la existencia de indicios racionales de la comisión, por parte de Euro 6000, S.L. de una infracción de la LDC».

Tras la incoación del expediente, la CNMC cuenta con un periodo máximo de 18 meses para su instrucción y resolución.

En su comunicado del pasado septiembre, la CNMC ya advertía de que «los acuerdos entre competidores constituyen una infracción muy grave de la legislación de competencia, que puede conllevar multas de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras. La investigación de los cárteles es una de las prioridades de actuación de la CNMC, dada la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y sobre el correcto funcionamiento de los mercados».

Euro 6000 es una red conformada por casi una veintena de entidades financieras españolas –de las que unas 13 son accionistas-, entre las que se incluyen CaixaBank, Bankinter, Unicaja y Liberbank. La red, constituida en 2000, tiene como objetivo el desarrollo de productos, proyectos o servicios en materia de servicios de pago, y gestiona más de 8.400 cajeros en toda España. Además, cuenta con un parque de tarjetas de 9,7 millones (según datos a cierre de 2018), merced a sus acuerdos con Visa y Mastercard.