El Atlético de Madrid aplicará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para una parte de los empleados del club, jugadores y técnicos de sus equipos y con el objetivo de de «garantizar la superviviencia del club».

En una carta publicada este viernes, el consejero delegado del equipo madrileño, Miguel Ángel Gil Marín, ha señalado que la grave situación que atraviesa el país les obliga a «tomar decisiones tan complicadas como necesarias por el bien de la entidad». En concreto, el ERTE afectará a los empleados que debido a la declaración del estado de alarma no puedan desarrollar su trabajo al haber cesado por completo su actividad. También a aquellos cuya jornada laboral se haya reducido de forma significativa.

«Estamos trabajando para minimizar el impacto de la medida y limitarlo a lo estrictamente imprescindible, para que cuando regrese la competición todo vuelva a funcionar como hasta ahora. Son, como decía, decisiones difíciles, pero que la responsabilidad de salvaguardar el futuro del Atlético de Madrid nos obliga a tomar», añade Gil en la misiva.