Economía | Empresas

Adif choca con la CNMC y defiende el contrato de 10 años con Renfe para los AVE

Tren ave en la estación Puerta de Atocha de Madrid. EFE

Choque por la liberalización del AVE. Adif «preparará una justificación adecuada» de las circunstancias que permiten a Renfe contar con un acuerdo de diez años para explotar las frecuencias adjudicadas en las tres líneas AVE que a final de año se abren a la competencia, al igual que los dos nuevos operadores, y no sólo de cinco años como pide la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La compañía que construye y explota la red ferroviaria preparará la justificación en virtud de lo que indica al respecto la Ley del Sector Ferroviario. La Ley dice que los acuerdos marco que firme Adif con operadores para explotar las líneas ferroviarias sólo podrán tener una vigencia de más de cinco años si está justificados por «la existencia de contratos comerciales, inversiones especializadas o riesgos».

En el caso de Renfe, la CNMC dice que no concurren estos requisitos y que, por lo tanto, su contrato debe tener una duración de cinco años. El ‘superregulador’ ha dejado la firma de este acuerdo entre Adif y Renfe en suspenso, condicionada a que «o bien el acuerdo se limite a cinco años o a que justifique adecuadamente la necesidad de que se prolongue hasta los diez años».

La CNMC atribuye esta decisión a que el paquete de frecuencias que la compañía pública ha logrado en estas líneas, pese a ser el mayor de los tres en liza (de 86 circulaciones al día), «no supone un incremento sustancial con respecto a los servicios que ya presta actualmente».

Este hecho, junto al de ya contar con trenes, tener una imagen de marca y una red comercial «consolidada» y afrontar menos riesgos por operar otros servicios y líneas, lleva al regulador a pedir que el contrato de Renfe para dar servicio en los AVE que se abren a la competencia sea sólo de cinco años en vez del periodo de diez años permitido para los dos nuevos operadores que entran en estas líneas.

En este caso, la CNMC considera justificado que estos operadores que entrarán a competir con Renfe en el AVE, la francesa SNCF y la alianza entre Air Nostrum y Trenitalia, firmen acuerdos a diez años con el fin de poder amortizar las inversiones y contar con tiempo para desarrollar sus planes de negocio.

Esta circunstancia lleva a que Adif prevé firmar la próxima semana los acuerdos o contratos marco sobre el servicio y las frecuencias que estos dos nuevos operadores privados prestarán en las tres líneas AVE que se abren a competidores. Se trata del AVE a Barcelona, el AVE a Valencia y el que une Madrid y Sevilla.

En el caso de Renfe, la empresa que preside Isabel Pardo de Vera justificará antes ante la CNMC la «concurrencia de circunstancias» que permita que también sea un acuerdo a diez años, con el fin de lograr asimismo el ‘visto bueno’ del ‘superregulador’ y rubricarlo.

En un principio, la firma de los acuerdos marco, el último paso que deja ya todo listo para la liberalización del transporte de viajeros en tren a partir del 14 de diciembre, estaba prevista para el lunes día 13, si bien finalmente puede trasladarse a otro día de la próxima semana.

En un comunicado, Adif destacó que la CNMC, en sus resoluciones sobre sus acuerdos con Renfe y los otros dos operadores, ha «refrendado los criterios aplicados por Adif AV durante el proceso de liberalización de los servicios ferroviarios de viajeros, en atención a su objetividad y transparencia, respetando en todo momento los principios de no discriminación».

Comentar ()