El Banco de Inglaterra financiará directamente, aunque de forma parcial, la respuesta económica del Gobierno de Reino Unido contra la pandemia del coronavirus Covid-19, según han informado en un comunicado conjunto la autoridad monetaria y el Tesoro británico.

«El Banco de Inglaterra y el Tesoro han acordado extender temporalmente el uso de la línea de crédito del Gobierno. Como una medida temporal, esto proporcionará una fuente adicional de liquidez a corto plazo en caso de que sea necesaria para manejar su flujo de caja y apoyar el funcionamiento ordenado de los mercados durante el tiempo de interrupción provocada por el Covid-19″, han explicado.

De forma usual, la cuantía de esta línea de crédito es de cerca de 400 millones de libras (456 millones de euros), aunque en momentos puntuales puede elevarse. En 2008 alcanzó su máxima cifra, cuando se situó en 19.800 millones de libras (22.601 millones de euros).

Ambas instituciones han subrayado que Londres seguirá usando los mercados como fuente principal de financiación y que su respuesta al Covid-19 será financiada «plenamente» por los préstamos adicionales llevados a cabo a través de las subastas de deuda habituales. «Cualquier uso de esta línea de crédito será temporal y a corto plazo», han indicado.

Cualquier retirada de los fondos de esta línea de crédito se tiene que repagar lo antes posible, antes de que finalice el año. El Gobierno y la autoridad monetaria han asegurado que seguirán cooperando para garantizar el funcionamiento correcto de los mercados monetarios.

La semana pasada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, aseguró que la institución que preside no realizaría «financiación monetaria», es decir, costear de forma extendida y permanente el gasto del Gobierno, lo que provocaría una situación hiperinflacionaria.