El Gobierno anuncia, mediante un BOE publicado este domingo, los nuevos motivos para suspender una obra o reforma a partir de mañana lunes cuando acabe el período de hibernación económica.

Se trata de la Orden SND/340/2020, de 12 de abril, según la cual se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el Covid-19 para personas no relacionadas con dicha actividad.

El objetivo de estas nuevas medidas, señala el BOE, es «evitar el riesgo de propagación y contagio del Covid-19 en un contexto de necesaria prudencia». Estarán vigentes «hasta la finalización del período de estado de alarma y sus prórrogas, o hasta que existan circunstancias que justifiquen la aprobación de una nueva orden que modifique los términos de la presente».

En concreto, el BOE establece «la suspensión de toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes, en los supuestos en los que en el inmueble en el que deban ejecutarse se hallen personas no relacionadas con la actividad de ejecución de la obra, y que, debido a su ubicación permanente o temporal, o a necesidades de circulación, y por causa de residencia, trabajo u otras, puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales».

«Se exceptúan de esta suspensión -prosigue el BOE- las obras referidas en el apartado anterior en las que, por circunstancias de sectorización del inmueble, no se produzca interferencia alguna con las personas no relacionadas con la actividad de la obra».

«Quedan también exceptuados los trabajos y obras puntuales que se realicen en los inmuebles con la finalidad de realizar reparaciones urgentes de instalaciones y averías, así como las tareas de vigilancia», finaliza el Boletín.