BBVA realizará test de detección de Covid-19 a sus empleados cuando se reincorporen a sus centros de trabajo, una operación que se llevará a cabo de forma «gradual» y solo «cuando sea seguro». Lo hará a pesar de que el Gobierno quiere controlar todas las pruebas que se realizan en el país, algo que ha llevado a grandes empresas a rechazar hacer este tipo de test, como contó El Independiente.

Así se lo ha comunicado el presidente de BBVA, Carlos Torres, a sus empleados durante un encuentro que tanto él como su número dos, Onur Genç, han llevado a cabo este viernes. Durante el turno de preguntas, los trabajadores de BBVA se han interesado especialmente por la vuelta a los centros de trabajo, a lo que Torres ha respondido que la vuelta a las oficinas se llevará a cabo siguiendo siempre las recomendaciones de las autoridades sanitarias de cada país.

«En esos planes sí que vamos a incorporar algunos aspectos como la realización de test y la identificación de contactos de casos confirmados», ha comunicado el presidente de BBVA, quien además ha asegurado que se tomarán las medidas de higiene y protocolos de prevención necesarios, «priorizando la salud de los empleados, clientes y la sociedad en su conjunto».

Torres también ha puesto en valor el esfuerzo técnico que ha supuesto para los equipos de ingeniería del grupo que un porcentaje tan alto de la plantilla pueda teletrabajar a distancia, informa Europa Press.

Continuidad operativa

Sobre la estrategia de BBVA a futuro, el presidente ha indicado que las prioridades del banco no han cambiado, sino que se han reforzado, si bien ha reconocido que, en el corto plazo, la crisis obliga a prestar atención a otras cuestiones como garantizar la seguridad y la continuidad operativa, ayudar a los clientes a superar la crisis y seguir de cerca sus principales impactos para el negocio y los riesgos del banco.

De su lado, el consejero delegado ha resumido que la gestión de la crisis por parte de BBVA se centra en la anticipación, tratando de aprender de las experiencias en diferentes países y diferentes fases de la crisis; las personas, «principal prioridad» y a las que ha mostrado su reconocimiento y agradecimiento, y la tecnología, que ha puesto a BBVA en «una posición de ventaja competitiva» durante la crisis.

Genç ha reiterado que el banco está «trabajando intensamente» para proteger el empleo en BBVA, por lo que no se plantea «ninguna medida extraordinaria de reducción de la plantilla». Asimismo, el directivo ha hecho hincapié en que la entidad afronta la crisis «desde una situación de fortaleza, con una cómoda posición de capital y liquidez en todos los países en los que el banco está presente».