«No es el momento de juzgar ni de críticas, sino de arrimar el hombro todos para frenar esta pandemia». Así de categórica se ha mostrado María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, durante la presentación de resultados de la entidad, que la directiva ha realizado desde su casa en unas circunstancias sin precedentes.

No sería la primera vez que Dancausa hace una valoración sobre la gestión del Gobierno, pero en esta ocasión ha preferido mostrar cautela debido a las circunstancias tan complicadas que afronta el Ejecutivo. «Mi opinión sobre la gestión de la pandemia es irrelevante. Será juzgada en el futuro por las evidencias y no por la propaganda y la opinión de cada uno», ha apuntado.

La sociedad española es más madura de lo que pensamos»

María Dolores Dancausa

«La sociedad española es más madura de lo que pensamos. Este no es el momento de juzgar ni de críticas, sino de arrimar todos el hombro para frenar esta pandemia y tratar de llegar a recuperar la actividad económica y que la recuperación llegue antes. Mi opinión aquí es baladí», ha añadido la banquera.

Dancausa se ha limitado a desear, como ya hizo en la anterior presentación de resultados, celebrada antes de que el Covid-19 marcara la actualidad diaria, que el Gobierno «acierte» en sus decisiones, aunque ha preferido no valorarlas. Tampoco ha querido opinar sobre la actuación del Gobierno antes de la pandemia: «Como les ha venido esto sobrevenido no han tenido tiempo de hacer nada».

La consejera delegada de Bankinter ha explicado que no están recibiendo peticiones de clientes para llevar sus ahorros a Luxemburgo, donde la entidad cuenta con una filial, pero sí consultas que preguntan «acerca de sus posiciones inversoras y cómo adecuarlas a la volatidad de los mercados». De hecho, algunas grandes fortunas están buscando vías para hacerlo, como publicó este periódico hace varias semanas.

Con todo, Dancausa ha defendido que los bancos luxemburgueses están regulados de igual manera que los españoles y tienen las mismas obligaciones de aportar información fiscal. «Seguimos teniendo en la retina la imagen del Gran Ducado de Luxemburgo y Suiza que atraían capital extranjero (…) el margen de opacidad que tenemos ahora ya no es una realidad y hay que recordar los tratados de la Unión que han consagrado la libertad de movimiento», ha añadido. 

El riesgo y las provisiones aumentarán

Bankinter registró en el primer trimestre una caída de sus beneficios del 10%, hasta los 130 millones de euros, después de una dotación de provisiones por 107,3 millones de euros (casi el doble que un año antes).

Este aumento responde a la necesidad detectada por el banco de una mayor protección ante posibles impagos debido al deterioro de la actividad económica por el Covid-19 y en concordancia con la información de la que dispone en este momento, aunque «irá aumentando», como ha explicado en rueda de prensa el director financiero del banco, Jacobo Díaz.

«Nos iremos adaptando a las necesidades contables y de riesgo. Irá aumentando poco a poco, veremos el entorno cómo se va moviendo», ha añadido.

Ni bonus ni dividendo

Dancausa ha confirmado que la alta dirección no cobrará su remuneración variable correspondiente a este ejercicio principalmente porque está ligada al cumplimiento de unos objetivos que será imposible alcanzar dadas las circunstancias.

Además, la consejera delegada ha explicado que hasta octubre el banco no se planteará el pago de dividendos, en línea con las recomendaciones del Banco Central Europeo, que han hecho a otros bancos renunciar también a retribuir al accionista este año, al menos hasta que exista más claridad sobre el futuro de la economía.