El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves mantener los tipos de interés y los estímulos monetarios para apoyar a los países que comparten el euro tras la paralización económica para frenar la pandemia de coronavirus, aunque mejora las condiciones de las operaciones de liquidez.

El BCE ha informado tras la reunión de su Consejo de Gobierno de que deja inalterados los tipos de interés en el 0 % y la facilidad de depósito en el -0,50 %, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día. También mantiene la facilidad de crédito, la tasa que les cobra por prestarles a un día, en el 0,25 %. 

Al mismo tiempo, el instituto emisor ha subrayado que está «plenamente preparado» para incrementar el tamaño de su programa de compra de activos contra la pandemia del Covid-19 (PEPP), actualmente situado en 750.000 millones de euros, «cuánto sea necesario», así como extenderlo en el tiempo lo que considere adecuado.