Economía | Empresas

CNMC autoriza la fusión de las agencias de Barceló y Globalia en un gigante de los viajes

Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso.

Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso. Europa Press

Luz verde al nuevo gigante español de los viajes. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado la fusión de las redes de agencias de viajes de Barceló y de Globalia, que plantará cara al líder del sector Viajes El Corte Inglés. El nuevo grupo tendrá una facturación conjunta de 2.700 millones de euros y contará con 1.500 agencias de viajes, varios touroperadores y también una aerolínea.

Ambos grupos han tenido que rediseñar la operación sobre la marcha para sortear las reticencias de la CNMC. Inicialmente las compañías comunicaron una fusión a partes iguales de sus divisiones de viajes. Pero en mitad del proceso las compañías reorientaron por iniciativa propia la transacción para evitar un eventual veto por parte de Comptencia debido al desarrollo de otra operación paralela –la compra por parte de Iberia de su rival Air Europa, propiedad de Globalia- y que amenazaba con hacer encallar la fusión de las agencias de viajes.

Aunque el espíritu de la fusión sigue siendo una unión entre iguales, la operación se ha rediseñado para ceder a Barceló el control exclusivo de los activos de Globalia (sus agencias Halcón Viajes y Viajes Ecuador, el touroperador Travelplán, el negocio de transporte por carretera…)Air Europa no forma parte de los activos transferidos y, por tanto, seguirá siendo propiedad de Globalia a la espera de que se concrete su adquisición por Iberia.  

“No parece previsible que se vaya a producir un deterioro de la competencia efectiva en los mercados de agencias de viaje mayoristas y minoristas, en sus posibles diferentes segmentos”, subraya la CNMC en su autorización de la fusión, reconvertida formalmente en una adquisición por parte de Barceló.

En el mercado de agencias de viaje mayoristas, la operación representa la concentración de los dos primeros operadores, con una cuota conjunta inferior al 25%. Por su parte, en el mercado minorista, el de las agencias de viajes, la entidad resultante sería el segundo operador y su cuota de mercado sería sensiblemente inferior a la del mayorista. En el ámbito de la venta mayorista de paquetes de viajes al Caribe, Canarias o Baleares la cuota de la nueva sociedad es significativamente menor a las anteriores. 

Según subraya la CNMC, el mercado de agencias de viaje mayorista está sujeto a una creciente desintermediación derivada de los portales digitales Esto supone una creciente competencia derivada de la contratación online o el incremento de la venta directa por parte de los proveedores turísticos tradicionales. “A esto se suma el fuerte retroceso de la demanda como consecuencia de la pandemia del COVID 19 y su impacto en forma de generación de capacidad excedentaria que condicionará durante los próximos años la actividad de los operadores”, apunta el supervisor en un comunicado.

Del Imserso a Disneyland

En el ámbito mayorista de comercialización de viajes a Disneyland París, la operación supone la integración de dos de los tres mayoristas que tienen licencia actualmente para comercializar este producto en España. Las licencias las otorga Disney con periodicidad anual y de manera discrecional, decide quiénes distribuyen sus productos y en qué condiciones (es decir, no existe exclusividad). Tras la operación, las agencias minoristas podrán recurrir a las licencias de la entidad resultante, así como a Viajes El Corte Inglés o, en su defecto, a Disneyland Paris, que también realiza una venta directa de este producto.

En el caso del Programa de Turismo Social del Imserso, en 2015 se produjo por primera vez la adjudicación de un lote a una entidad ajena a Mundosenior (la unión formada precisamente por Globalia y Barceló). A nivel mayorista, la cuota conjunta de ambas sociedades a través de la UTE Mundosenior se ha reducido del 100% hasta situarse significativamente por debajo del 50% para el periodo 2019/21, tras la adjudicación de una parte del contrato a Mundiplan (la unión de Iberia, Alsa e IAG7). La dinámica competitiva de este mercado ha evolucionado, considerablemente en los últimos años. De esta forma, la capacidad de acaparar la totalidad del mercado en ausencia de competidores por parte de esta UTE ha desaparecido.

“En definitiva, los posibles efectos anticompetitivos que podría tener el vínculo entre ambas empresas quedan limitados porque otras empresas y uniones de empresas ejercen una importante presión competitiva que ya se ha manifestado en la existencia de bajas en los precios de licitación”, subraya Comptencia. “Adicionalmente, Imserso tiene previsto rebajar los umbrales de solvencia económica e incrementar el número de lotes, medidas que favorecerán la dinámica competitiva”.

Air Europa, al margen

En el ámbito del transporte aéreo, el acuerdo para la venta de Air Europa al grupo IAG hace que en la fusión Barceló-Globalia no se contemple en ningún caso la integración de Air Europa en el perímetro de la operación. En consecuencia, no se produce adición de cuotas alguna. 

Además, los modelos de negocio de las aerolíneas Evelop, propiedad de Barceló, con una flota limitada y centrada en vuelos de tipo chárter, y de Air Europa, propiedad de Globalia y centrada en los vuelos de línea regular, son diferentes y no colisionan.

Además, Barceló aporta una serie de garantías, en forma de acuerdo con Globalia. Mediante las mismas se asegura que no se reforzará la relación comercial entre Air Europa y los negocios aportados a la nueva sociedad en detrimento de terceros touroperadores mientras Air Europa siga bajo control de Globalia. 

Te puede interesar

Comentar ()