Economía

Las grandes empresas familiares cargan contra el "incomprensible" acuerdo con Bildu

EL IEF, que representa a compañías como Inditex, Mercadona, Barceló o Puig, denuncian que un pacto de tal envergadura se haya realizado a espaldas a los agentes sociales

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas.

El Instituto de la Empresa Familiar (IEF), patronal de empresas como Mercadona o Inditex, se suma al rechazo de la CEOE y Cepyme del acuerdo para la derogación de la reforma laboral. El IEF considera «incomprensible que se haya negociado una cuestión de semejante importancia fuera del adecuado marco político y, sobre todo, a espaldas de los agentes sociales y de las empresas».

«La pandemia provocada por el Covid-19 ha sumido ya a nuestro país en una profunda crisis económica, cuyos efectos directos sobre ciudadanos y empresas no han hecho más que empezar a manifestarse», indican. Por eso, alertan, igual que CEOE, de los afectos que la derogación podría tener sobre la economía.

«Tendría unos efectos muy negativos para el empleo y la recuperación económica. Además, desde las instituciones comunitarias sería considerada un tremendo paso atrás y pondría en serio riesgo el imprescindible apoyo que en estos momentos necesita nuestro país por parte de Europa», explican.

En esta línea, subrayan que el acuerdo que se ha firmado de espaldas a los agentes sociales llega «cuando desde el comienzo de esta crisis todos hemos demostrado nuestra responsabilidad, compromiso y capacidad para llegar a acuerdos para salvar el mayor número posible de puestos de trabajo». De hecho, este aspecto se subrayó desde el Ministerio de Trabajo tras firmar el acuerdo para ampliar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de junio.

«Cualquier medida que se tome en el ámbito de las relaciones que rigen el mercado laboral ha de ser fruto de un acuerdo político y social amplio y su foco debe estar inevitablemente puesto
en el largo plazo y no puede ser una moneda de cambio para facilitar la votación de un acuerdo puntual en el Congreso», añaden.

El acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y Bildu se comunicó después de la primera reunión de la Comisión tripartita formada por Gobierno, sindicatos y patronal para analizar la situación de los ERTE. Además del rechazo de los empresarios, los sindicatos han apostado por mantener el diálogo social y por retomar la agenda laboral una vez haya pasado la crisis sanitaria.

Comentar ()